belgica1

El príncipe Emmanuel, que cumplirá ocho años el próximo 4 de octubre, asiste desde el año pasado a la escuela pública Eureka, en la localidad de Kessel-Lo, especializada en niños con problemas de diselxia.

Matilde y Felipe de Bélgica, nuevos reyes de los belgas desde el pasado 21 de julio, empezaron tres días después de la entronización de Felipe I sus vacaciones en la isla francesa de Yeu en compañía de sus cuatro hijos: la princesa heredera y nueva duquesa de Brabante, Elisabeth, de doce años; Gabriel, de diez; Emmanuel, de ocho; y Eleonor, de cinco. El matrimonio interrumpió sus vacaciones para asistir en Bruselas a una misa en recuerdo al rey Balduino, en el XX aniversario de su muerte.

Sin embargo, todo lo bueno tiene un final y, al igual que los nuevos reyes han tenido que retomar su agenda de actos oficiales, sus hijos han tenido que empezar las clases de este nuevo curso. Para hacerles más llevadero este momento, Felipe y Matilde acompañaron a sus hijos al colegio, demostrando así que son como cualquier matrimonio belga. 

belgica2

La princesa heredera, a la llegada al colegio, de la mano de su padre.

Matilde, que adora la vida familiar, a la que se dedica en cuerpo y alma desde que se casó con  Felipe de Bélgica, ha conseguido acercar la Casa Real a los ciudadanos belgas, desde el nacimiento de la princesa heredera, Elisabeth, el 25 de octubre del 2001. A partir de ese instante se ha iniciado un auténtico idilio entre la nueva reina y su pueblo. Ahora empiezan juntos una nueva andadura para toda la familia tras la llegada al trono de Felipe I, su esposo, un tiempo en el que Matilde procurará que los sencillos hábitos que han presidido la vida cotidiana de sus hijos cambien lo menos posible… Algo que tendrá difícil en el caso de la heredera, ya con agenda oficial propia y responsabilidades y obligaciones específicas que transformarán notablemente la vida de la duquesa de Brabante.

A Felipe y Matilde les espera un otoño cargado de viajes y actos oficiales, a los que harán frente juntos o por separado. Así, el próximo 18 de septiembre la reina Matilde viajará a Nueva York invitada por la ONU y UNICEF, asistirá a la Cumbre de Líderes del Pacto Mundial de las Naciones Unidas 2013 junto al ministro de Asuntos Exteriores belga, Didier Reynders, y participará en un acto organizado por UNICEF sobre los derechos humanos en el mundo de la infancia.