Roberto Bautista, el protagonista indiscutible de la Copa Davis, ha visitado ‘El Hormiguero 3.0’ para hablar de su gran triunfo en dicha competición. «Fue algo increíble».

Recuerda sus últimos momentos con su padre

Bautista jugó la final de la Copa Davis horas después de la muerte de su padre. Una decisión difícil, pero que lo condujo a la victoria. Apenas una semana después contraía matrimonio con su novia, Ana Bodí.

«Felicidades por tu boda. Te casaste el sábado. Te habrás despendolado», le decía Pablo Motos al comienzo de su entrevista. «¿Qué tal la primera noche?», le preguntaba. «La primera noche de hotel, hoy», respondía el tenista. «Sé que todavía no dices novia a tu mujer», le recordaba el presentador. Y el deportista confirmaba la afirmación: «A ella la llamo novia y ella me llama novio. En vez de llamarnos ‘cari’ o amorcito».

«Hace tres semanas, un jueves, fallecía tu padre y el domingo estabas jugando en la Copa David. Yo estaba entre el público y miraba tu lucha contra el dolor», aseguraba Motos. Bautista empezó a narrar cómo fue su paso por el torneo, con su padre en estado my grave. «Ana en el torneo no me dijo nada, prefirió no decirme nada hasta después».

Bautista quiso aprovechar que hablaba de la enfermedad de su padre para dar las gracias a la «Unidad Hospitalaria a Domicilio. Nunca estaré lo suficientemente agradecido por lo que hicieron por mi padre».