La ceremonia se celebró en Nava del Barco, Ávila, el mismo lugar en el que la colaboradora hizo la comunión también un mes de agosto hace ahora 24 años.


El pasado sábado, 1 de agosto, el hijo de Alba Carrillo y Fonsi Nieto recibía la Primera Comunión en la localidad abulense de Nava del Barco. Una ceremonia organizada con mimo por su orgullosa mamá y celebrada en pleno verano como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus. Te contamos todos los detalles.

La colaboradora ha reconocido en redes que ha vivido uno de los fines de semana «más emocionantes» de su vida. Y es que ha sido un auténtico reto preparar una jornada inolvidable en la que ha contado con la ayuda incondicional de su madre, Lucía Pariente. Una ceremonia que ha celebrado en su pueblo, Nava del Barco, el mismo en el que hizo la comunión también un mes de agosto hace ahora 24 años.

Eligió una flor sencilla para la ornamentación, pero con mucho significado, con la que quiso rendir tributo y recordar a un pilar fundamental de su vida. «Abuela, elegí tus flores favoritas 😉 como homenaje para cuando nos vieras desde el cielo. Hemos venido cerca, para que nos veas mejor. Margaritas, sencillas y sin pretensiones».

El escenario elegido, Nava del Barco, es la tierra natal de su madre y su mejor refugio cuando intenta desconectar con su pequeño. «Mi lugar favorito en el mundo», reconocía. Alba ha tenido una mención de agradecimiento con el cura del pueblo, Don Emilio: «Por haber oficiado una misa preciosa y llena de detalles y cariño».

La ceremonia contó con la presencia de la familia de Alba y también con la de su ex, Fonsi Nieto. La colaboradora ha reconocido que esta última estuvo «con mayúsculas». «Lucas sabe que la mayor de sus suertes son sus dos familias que se convierten en una por verle sonreír».

El banquete tuvo lugar en el Hotel Izán Puerta de Gredos situado en El Barco de Ávila, un antiguo secadero de lanas de finales del siglo XVIII, un enclave privilegiado rodeado de naturaleza. Allí reunió a familiares y amigos, entre ellos, algunos compañeros del programa en el que colabora ‘Ya es mediodía’ como Isabel Rábago y Miguel Ángel Nicolás.

Para la ocasión, Alba confió en Cristina Tamborero que confeccionó un «precioso vestido dentro del cual tanto me emocioné». Mientras que su hijo lució un conjunto dos piezas en color blanco compuesto por bermudas y casaca de Hortensia Maeso. Su madre solo tenía palabras de elogio: «Estaba guapísimo y tuvo el elogio de todo el mundo (aunque la percha hacía mucho☺️)».

El momento más emotivo

La ceremonia contó con un momento destacado que despertó las lágrimas de todos. Un tierno vídeo realizado por la pareja de Alba, el periodista Santi Burgoa. Además, los invitados fueron sorprendidos por unos bonitos detalles de origami que se encontraban sobre las mesas del banquete. No podía faltar una gran mesa de dulces que, cómo no, «hizo las delicias de niños y adultos». «Gracias a la vida por tantas cosas buenas. Y, sobre todo, gracias a Lucas, por ser el génesis», concluía Alba.