El artista ha echado la vista atrás para rescatar unas bonitas imágenes de su juventud.


Miguel Bosé es uno de nuestros cantantes más destacados que ha puesto banda sonora a la historia del país durante más de cuatro décadas. Su dilatada trayectoria avalan una carrera de éxitos que comenzó a dar sus primeros coletazos en los años setenta como un joven artista que además de por su enorme talento, también llamaba la atención por su belleza. 

El artista ha echado la vista atrás para rescatar una misma secuencia de primeros planos que corresponden a su juventud. «Recordando a ese Miguel. Aún sigo teniendo ese interés por conocer, más y más», afirma. Las tres fotografías que componen esta publicación, en blanco y negro, muestran a un Miguel en actitud natural, sonriente, desinhibo y jovial.

Sus seguidores en redes han caídos rendidos ante su belleza y los comentarios no se han hecho esperar. «En tus ojos y tu sonrisa actual, yo sigo viendo a ese chico», asegura una seguidora. «Está allí siempre ese chico Lindo que puso a bailar el mundo, a reírse de sus locuras, quien no para de hacer música preciosa y de cantar como los ángeles», añade otra. Mientras hay quien revela que el cantante es pura inspiración: «Todo en la vida es una aventura que no terminamos de conocer, tú has sido inspiración para muchas aventuras en la mía!». 

Actualmente Miguel Bosé está asentado en México y  continúa haciendo frente a la dura contienda legal que mantiene con su ex, Nacho Palau, por la custodia de los cuatro hijos que tienen en común. A finales de 2018, saltaba la noticia de que la pareja ponía fin a una relación que habían llevado en secreto durante 26 años.