María José Cantudo ha sido una de las invitadas de ‘Aquellos maravillosos años’, el programa de Toñi Moreno en Telemadrid, donde ha hecho un repaso por su trayectoria profesional como actriz y vedette.

Toñi Moreno revela lo que vivió tras la falsa muerte de María Teresa

8Lleva 16 años sin tener sexo

Nada más comenzar la entrevista, la de Andújar le regalaba un increíble titular a la periodista. «Llevo 16 años y medio sin tener sexo». A sus 68 años, la artista se ha mostrado muy sincera al hablar de su vida personal. No tiene pareja, ni le interesa tenerla. La reacción de Toñi no se hizo esperar: «Son 16 años y medio. ¡Tenemos que espabilarnos!», le decía, entre risas.

El contundente mensaje de Rosana a Toñi Moreno

7Una vida tranquila

La Cantudo ha explicado de una manera muy clara el porqué de su falta de vida sexual. «Las cosas si las usas, te va pidiendo, te va pidiendo… Cuando lo dejas, lo vas dejando».

Terelu se pronuncia sobre la falsa muerte de su madre

6El primer desnudo integral del cine

La andaluza recordó sus inicios en Madrid, tras abandonar su pueblo natal a los 15 años. Empezó a ganarse la vida a principios de los setenta haciendo fotonovelas: «Tenía que trabajar. Estaba estudiando arte y decoración». Y con tan solo 18 años protagonizó el primer desnudo integral del cine en España en la película «La Trastienda» con 18 años. «Entonces Manolito tenía 18 meses», ha relatado. El filme se iba a lanzar fuera de España, pero la muerte de Franco, en 1975, hizo que la cinta pudiera verse en nuestro país. «Muere Franco y ya se puede ver el felpudo de la Cantudo».

Toñi Moreno, rota al creer que María Teresa había muerto

5Víctima de una estafa: «Perdí mi casa»

María José Cantudo ha contado en ‘Aquellos Maravillosos Años’ que no legó a vender su lujoso piso de la calle Serrano de Madrid y que fue víctima de una estafa. «No la he vendido. Me enamoré de una casa que es donde vivo ahora mismo, pero me engañaron. Creo en los demás y me metieron un palo gordo. Al cabo de dos años me dijeron que la casa no era mía. Era de una quiebra. Me engañaron y perdí mi casa». Y eso que había venido otra propiedad en Monte Esquinza para afrontar la reforma y la compra. Afortunadamente, una persona «muy importante» cuya identidad no ha querido revelar, la ayudó a resolver la estafa de su casa.

Duro golpe para Toñi Moreno: muere un gran amigo

4«He sido una mujer muy moderna»

Nacida en el seno de una familia humilde, la actriz es la mayor de cinco hermanos. A lo largo de su carrera, sobre todo al principio, lo que más le importaba es cómo su trabajo podría afectarle a su familia. Ser actriz en los setenta no era un trabajo bien visto. «Imagina lo que era eso en un pueblo. He sido una mujer muy moderna, muy abierta, pero soy una chica de pueblo», ha señalado. También ha contado que en sus primeros años quemaron el ascensor del edificio donde vivía. «Tuve muchos problemas».

El simpático motivo por el que Banderas llama «tonta» a Toñi

3Sobre los hombres de su vida: «Los tres me han hecho sufrir»

Sobre su vida sentimental, María José ha desvelado que han sido tres los hombres de su vida. El primero de ellos fue el actor Manolo Otero, padre de su único hijo. Los otros dos fueron el presentador Pedro Ruiz y el productor teatral Enrique Cornejo. «Los tres me han hecho sufrir. Cuando estás casada eres muy joven. Todo era una maravilla». Y ha insinuado que ha visto cómo le han sido infieles. Ella, sin embargo, siempre ha sido una mujer leal. «Yo no he puesto los cuernos a mis maridos. Y era porque estaba trabajando mucho», ha subrayado. Considera que el hombre más importante de su vida fue su padre. «La única persona a la que he respetado en la vida como hombre ha sido mi padre».

2Pedro Ruiz «es un tipo estupendo, le quise mucho»

Sobre su relación con Pedro Ruiz, ha dicho: «Fue un hombre al que yo quise mucho. No le pillé (siendo infiel). Y si le pillé no te voy a decir cómo le pillé. Es un tipo estupendo. Y estamos muy bien de estatura. Lo que tiene Pedro lo sé yo. Muy bien, muy bien».

1Coleccionista de antigüedades

En la actualidad, María José Cantudo vive alejada de los focos y entregada a la que sigue siendo su gran pasión: el coleccionismo de arte y antigüedades. Una afición que empezó a desarrollar siendo muy joven. A medida que iba ahorrando dinero iba adquiriendo piezas de valor. Pero nadie nunca le ha regalado nada. «Nadie me ha comprado un brillante, nadie me ha comprado una casa ni un abrigo de pieles», ha recordado. Lo que tiene se lo ha ganado a base de trabajo y esfuerzo. Hoy atesora una considerable colección de obras de arte, así como muebles y piezas históricas de gran valor.