Lucía Bosé se enfrenta sola a su juicio más complicado

Lucía Bosé se sienta en el banquillo acusada de apropiación indebida. Los herederos de su asistenta aseguran que se quedó con un Picasso que no era suyo. Lucha por demostrar su verdad contra las sobrinas de su empleada

Después de la tensión que se vivió la última vez que Lucía Bosé pisó los juzgados el pasado mes de noviembre, en esta ocasión los abogados pedían calma y discreción. La madre de Miguel Bosé llegaba este jueves a la Audiencia Provincial de Madrid para ser juzgada por un presunto delito de apropiación indebida por el que la Fiscalía pide una pena de dos años de prisión y una multa económica de 20 euros diarios durante ocho meses. A Lucía las hijas de la Tata Remedios, la que fue su asistenta durante varias décadas, le acusan de haberse apropiado de manera ilegal de un cuadro de Picasso que era de la empleada.

Leer más: Lucía Bosé declara sola sin el apoyo de Miguel Bosé

5Lucía Bosé llegó bien acompañada al juicio

4¿Habrá indemnización?

Ahora la justicia juzga si hubo delito y en ese caso, Lucía Bosé debería indemnizar a las herederas legítimas de la Tata, ya que el cuadro en cuestión fue vendido hace unos años por casi 200.000 euros. 

3El papel de Miguel Bosé

Pieza clave en este asunto es Miguel Bosé, el hijo de Lucía. El cantante mantenía una relación muy estrecha con la Tata Reme y su versión sostiene que fue ella la que le legó en vida el famoso cuadro. Luego él, legítimo dueño de ese cuadro por la decisión de Reme, siempre según su versión, fue quien se lo dio a su madre para que esta lo vendiera. Una versión que, sin embargo, choca con la que ha ofrecido la propia Lucía en el juicio de este jueves, donde ha asegurado que el cuadro se lo dio la Tata a ella directamente el mismo día que lo recibió. ¿Tendrá en cuenta el juez esta contradicción?

2Declaración por videoconferencia

Hay que recordar que el pasado mes de noviembre el juicio se suspendió por la ausencia del propio Miguel, pero este jueves 7 de marzo, el artista sí comparecerá mediante videoconferencia para que el juez valore si finalmente la Tata le regaló o no el cuadro y si este era para él o para su madre.

1Enfrentamiento familiar

Con su decisión, la de declarar por videoconferencia y no en la sala de la Audiencia Provincial donde se juzga la causa, Miguel ha dejado sola a su madre, que, sin embargo, cuenta con el apoyo de Felipe, otro de los herederos y hermano de Remedios y Pilar, quien se ha enfrentado públicamente a sus hermanas por haber llevado ante el juez a la familia Bosé, a la que, según ha declarado en el juicio, ellas deberían estar muy agradecidas.