En Navalacruz, el pueblo de Iker Casillas, han abierto un restaurante que lleva el nombre del jugador. ¿Quién está detrás de este nuevo negocio?


Tras la despedida definitiva de Iker Casillas como jugador del Oporto, son muchos los interrogantes abiertos en torno a su futuro. Hace un año el portero anunciaba que ponía fin a su extensa y exitosa carrera deportiva como futbolista. Su decisión se producía poco después de sufrir un infarto de miocardio durante un entrenamiento con el club portugués, el 1 de mayo de 2019. Mucho tuvo que ver en su determinación el cáncer de ovario que le diagnosticaron a su mujer, Sara Carbonero, operada de un tumor maligno el mismo mes en el que la vida del deportista sufrió un revés. En este año, la pareja ha vivido emociones y experiencias muy intensas, lo que podría motivar su regreso a España. El matrimonio no ha revelado aún cuáles son sus planes para el futuro, pero un acontecimiento reciente ha hecho despertar las dudas de si ya han encontrado en qué ocupar su tiempo a su vuelta. Y es que en Navalacruz, el pueblo abulense de su familia, han abierto un establecimiento hostelero que lleva el apellido del astro del balón.

10 años del beso de Iker Casillas y Sara Carbonero en el Mundial de Sudáfrica: Así reaccionan sus hijos

La emotiva foto con la que Iker Casllas se despide de Oporto

Abren un restaurante con el nombre de Casillas en su pueblo

Hace apenas cuatro días, el negocio anunciaba su apertura en Instagram: «¡Bienvenidos al Bar-Restaurante Casillas! Os esperamos a todos». Una gran noticia para el municipio, que solo cuenta con 243 habitantes. De inmediato, miles de usuarios se preguntaron si se trata de un nuevo negocio abierto por Iker Casillas y su mujer. Pero nada más lejos de la realidad. Según señala Europa Press, el propietario del negocio es un familiar, que previamente le habría pedido permiso utilizar su nombre. Éste, un hombre generoso, no ha dudado en decirle que sí. Incluso él y la presentadora se han animado a ser ‘followers’ del local. «Suerte majete, ¡será la de todos!», escribía el de Móstoles al ver la foto de la inauguración.

El bonito día en familia de Sara Carbonero en el Duero

El año más difícil de la pareja

A muchos fans de Iker Casillas les hubiera encantado que éste se animara a ponerse al frente de un negocio de comidas. Serían muchos los seguidores que lo visitarían, atraídos por la curiosidad o ante la hipotética posibilidad de encontrarse allí con él. Pero, de momento, el mundo de los fogones no parece ser el rumbo elegido por el futbolista. Le toca reconducir su vida laboral tras vivir el año más difícil de su vida y aún no ha revelado sus intenciones.

Casillas, que el pasado 10 de julio vivió con emoción el décimo aniversario de la victoria de la Selección Española en el Mundial de Sudáfrica, se enfrenta a un futuro incierto. Hace unas semanas, el Oporto se despidió de él un emotivo vídeo y unas palabras de cariño: «Para siempre, uno de nosotros», decían. Por su parte, el jugador se despidió de la afición lusa con una foto en la que posa desde el césped del Estádio dos Arcos, donde jugó su último partido en abril de 2019, antes de sufrir el infarto que lo ha alejado para siempre del campo.

Así es el hotel ‘low cost’ en el que Sara Carbonero e Iker Casillas han pasado las últimas horas

¿Una nueva vida de regreso a Madrid?

Iker Casillas Sara Carbonero

El madrileño y su mujer se marcharon al Oporto en 2015 después de una larga trayectoria en el Real Madrid, del que era capitán. Su falta de entendimiento con Mourinho y las críticas recibidas en su última etapa en el equipo blanco motivaron su marcha a Portugal. Allí, él y su esposa han encontrado un lugar que los ha acogido con los brazos abiertos. En Oporto han hecho nuevos amigos, han formado un hogar y se han alejado de la gran exposición mediática a la que estaban sometidos en nuestro país. Sin embargo, ha llegado el momento de tomar un nuevo camino. Y por razones obvias sus pasos les traerán de nuevo a España.

Es aquí donde han nacido y donde están sus respectivas familias. Dentro de nuestras fronteras está, además, el negocio de moda que Sara regenta junto a su mejor amiga, Isabel Jiménez. También aquí hay mayores oportunidades de trabajo para la presentadora, que prácticamente ha aparcado su carrera en la pequeña pantalla durante los cinco años que ha estado viviendo en el país vecino. Es cuestión de tiempo que hagan las maletas y decidan cuál será su próximo destino. ¿Volveremos a verlos en Madrid? El tiempo nos dará la respuesta.