Óscar Tarruella, ex de la cantante y experto en criminología, analizará en su canal de Youtube los puntos claves de la muerte de Mario Biondo, primer marido de Raquel Sánchez Silva, fallecido en 2013.


Óscar Tarruella, exmarido de Mónica Naranjo, que trabajó durante años como mosso d’esquadra en la Generalitat de Cataluña, se ha lanzado de lleno a su nueva faceta profesional. El que fuera mánager de la cantante abrió recientemente un nuevo canal de Youtube en el que responderá «a todas vuestras dudas o preguntas acerca de: crimen organizado, homicidios, blanqueo de dinero, narcotráfico».

Así, en calidad de experto en criminalística, Tarruella ha lanzado su primer trabajo audiovisual especializado en casos policiales. La primera entrega de su faceta como ‘youtuber’ es una serie documental por capítulos en la que analizará los puntos claves de la muerte de Mario Biondo, primer marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva.

El italiano fue hallado muerto en su casa en 2013

Biondo, cámara de Telecinco, conoció a la conductora de ‘Maestros de la costura’ en 2011 durante la grabación de ‘Supervivientes’. En el ‘reality’, ella ejercía de presentadora y él de operador. La pareja no tardó en pasar por el altar. Se casaron en Taormina, en Sicilia, tierra natal de él, en junio de 2012. Estaban tan enamorados que no dudaron en convertirse en marido y mujer apenas un año después de comenzar su tórrido idilio.

Sin embargo, su historia de amor se vio truncada dramáticamente el 30 de mayo de 2013. Esa noche, el italiano fallecía en el domicilio que compartía con la periodista en extrañas circunstancias. Al día siguiente una persona del servicio lo encontró muerto. El cuerpo sin vida del cámara, vestido con el pijama, aparecía colgado de una estantería con un pañuelo anudado al cuello y los pies apoyados en el suelo y semiflexionados. Comenzaba así una larga investigación que ha planteado muchas interrogantes y del que se abrieron sendos casos en España y en Italia.

Un «análisis a fondo de la extraña muerte del joven»

Ahora, el exmarido de Mónica Naranja realiza un «análisis a fondo de la extraña muerte del joven Mario Biondo, quien apareció colgado de una estantería en su domicilio de Madrid». Tarruella señala en su análisis que «el caso fue archivado como suicidio».

En su recién inaugurado canal digital, Tarruella indica que la familia del italiano «nunca creyó que el motivo de su muerte fuera el suicidio. Tras muchas dudas e incógnitas, la familia apuntó hacia la hipótesis del asesinato. Su esposa, Raquel Sánchez Silva, se desmarcó de esta teoría y empezó a distanciarse de la familia de su marido». La primera entrega de su documental presenta una «cronología de los hechos» que irá desarrollando de manera paulatina en cada nuevo capítulo. Y señala que «existen graves contradicciones entre las diversas autopsias e informes» del caso sobre Mario Biondo.

El nuevo rumbo profesional del ex de Mónica Naranjo

Con este nuevo trabajo, Óscar Tarruella quiere satisfacer la demanda de las personas interesadas por cuestiones judiciales o policiales de interés público. El catalán ha sido pareja de la artista de Figueras durante casi 20 años. A lo largo de ese tiempo trabajó como su representante artístico. Hace dos años anunciaron su ruptura mediante un comunicado. «Estimados compañeros, nos dirigimos a ustedes para comunicarles que a partir de ahora nuestras vidas irán por caminos distintos. Esta decisión, meditada y de mutuo acuerdo, fue tomada desde el cariño y el respeto que nos tenemos», decían en su escrito. «En cuanto a lo laboral, seguiremos trabajando juntos, como venimos haciendo desde hace tantos años. Aprovechamos la oportunidad para agradeceros el respeto que siempre habéis tenido hacia nuestra familia», señalaban.

Tras su ruptura, anunciada en julio de 2018, Tarruella ha dado un giro a su trayectoria profesional. En la actualidad compagina su trabajo como ‘influencer’ con la dirección y gestión de Tanzo, una agencia de comunicación y producciones audiovisuales. En ella trabaja mano a mano con su actual pareja, Lidia Cruz, que trabaja en dicha empresa como directora creativa.

Mónica, por su parte, se centró en su carrera musical y se lanzó a un nuevo proyecto: ser presentadora de ‘La isla de las Tentaciones», que resultó ser el programa revelación de Mediaset en la última temporada de 2019.

Mónica y Óscar se conocieron de una manera curiosa. Él trabajaba como mosso d’esquadra y acudió a su vivienda después de que ésta sufriera un robo en su domicilio. Lo suyo fue un flechazo en toda regla que terminó por convertir a Óscar no solo en marido de la artista: también pasó a ser su mano derecha y su representante. En la actualidad está muy ilusionado en su nueva faceta como analista de «crímenes imperfectos».