La presentadora se ha adelantado a la llegada oficial del verano publicando en su cuenta de Instagram una foto suya en ropa de baño.


Carlota Corredera tiene ganas de sol, arena y mar. Aún quedan dos semanas para que entremos oficialmente en el solsticio de verano, pero la presentadora se ha adelantado a la llegada oficial del periodo estival con una imagen suya en la playa.

La foto de Carlota en ropa de baño

La periodista ha compartido en sus redes sociales una fotografía posando en un sencillo bañador negro. La foto, tomada durante unas vacaciones en Grecia en 2019, está acompañada de un breve texto: «¡Bienvenido, junio!☀️? «, señala la gallega. En su post también incluye tres hashtags: «Mi mes favorito», «Junio 2019» y «Grecia». Así ha dejado constancia ante sus 402.000 seguidores cuáles son sus preferencias para esta temporada: el presente mes es su predilecto de todo el año.

Su primera foto en bañador, en 2018

Con esta instantánea, Corredera ha enseñado orgullosa su primer posado en bañador de 2020. Es una imagen a la que no estamos acostumbrados, ya que rara vez se muestra de esta guisa. La primera vez que mostró una instantánea en ropa de baño fue en septiembre de 2018. Con motivo del final de las vacaciones, subía a su Instagram un retrato en la cubierta de un barco de vela. «Adiós verano, hola otoño», detallaba entonces. Curiosamente, hace dos años también lucía un bañador similar al que ha presentado hace unas horas: con escote en «V» y en el mismo color.

«Mi religión es mi familia y el mar»

Y es que Carlota no solo es una amante del verano. Es una apasionada del mar. «Hay quien entra en una iglesia y pide o reza a su santo, Cristo o Virgen de cabecera, mi religión es mi familia y mi mar, creo fervientemente en mi gente y mi océano», ha confesado en su perfil de Instagram. Por este motivo hay numerosos recuerdos en sus redes de sus visitas a su amada ría de Vigo, su tierra natal, o de sus visitas a otros lugares de costa, como playa Samil, las islas Cíes, Málaga o las playas de Grecia. Allí donde hay agua salada se siente como en casa. «Nací en el Atlántico y adoro el Mediterráneo y las Baleares«, ha detallado. Basta con repasar algunos de sus posts para comprobar cuánto le gusta disfrutar del verano y de sus estancias a orillas del mar. En ellas podemos verla siempre risueña, feliz, plena de satisfacción.

«Echo muchísimo de menos ver el mar», revelaba a principios de mayo en el portal ‘El Plural’. El año pasado sacrifiqué muchos viajes a Vigo por escribir el libro ‘Hablemos de nosotras’ para llegar a tiempo con los plazos. Entonces pensé: Bueno, no pasa nada, en 2020 me quito la espina’, y ¡madre mía lo que me está costando!».