Blas Cantó ha recibido un centenar de duros insultos y críticas por no arropar la última convocatoria con los eurofans, a consecuencia de la ansiedad y el estrés que padece. Por eso ha decidido cerrar su perfil de Twitter muy cabreado


Blas Cantó lo está pasando especialmente mal durante estos días, pero nada tiene que ver con el problema que tenemos el resto de los mortales. El cantante se ha sentido acosado sin precedentes en las redes sociales por parte de eurofans, denominados así a aquelllos seguidores a ultranza del Festival de Eurovisión. El artista parece haber perdido el apoyo popular que le encumbró en su día y que incluso le otorgó el triunfo virtual de Eurovisión 2020, a pesar de que el certamen musical al final no se celebró a consecuencia del coronavirus.

Desde la web de Radio Televisión Española, se abrió una votación para que los eurofans votasen a su país ganador en este año 2020, aunque los representantes no hayan tenido oportunidad de defender su canción sobre el escenario. Para justificar sus votos tan solo tenían como opción ver el videoclip oficial de cada artista. La aceptación de este concurso fue mínima por parte de los seguidores y mucho de los propios eurofans incluso desconocían que se estaba realizando este plan B al Festival de Eurovisión, una versión online algo pobre que no convenció a todos, pero que finalmente determinó el triunfo de Blas Cantó como ganador de Eurovisión 2020, siendo la tercera victoria de España en el concurso internacional. Tan poco ha cuajado este triunfo, que ni siquiera se ha celebrado ni ha tenido repercusión mediática.

Para animar un poco los mosqueados ambientes entre los eurofans, se planteó la posibilidad de hacer un concierto virtual con las actuaciones de los artistas que se presentaron a Eurovisión 2020. Casi todos aceptaron, incluido Blas Cantó, que incluso aceptó el honor de ejercer como presentador de este programa especial llamado PrePartyEs de Eurovisión. Sin embargo, en el último momento, Blas Cantó no pudo cumplir con su promesa, cancelando tanto su actuación como su labor como conductor del especial. Alegó problemas de ansiedad y estrés, uno de los mayores males que asolan a nuestra sociedad, con especial incidencia ahora que la situación por el coronavirus ha complicado las cosas.

Duros insultos a Blas Cantó de los eurofans

No fueron pocos los eurofans que no se creyeron esta excusa esgrimida por Blas Cantó, quizá al desconocer la problemática que subyace a estos trastornos tan incomprendidos, pero a la vez tan extendidos, en nuestra sociedad. La oleada de insultos fue brutal, incesante y bastante cruel. Los insultos se sucedieron en las redes sociales, cargando contra Blas Cantó por lo que consideraron un desaire hacia ellos. Esto, como no podría ser de otra manera, agravó el cuadro de ansiedad y estrés que sufría el artista, por lo que finalmente ha optado por tomar una drástica decisión y cerrar su cuenta personal de Twitter, despidiéndose no solo de sus detractores, sino también de aquellos que trataban de mostrarle todo su apoyo.

Tildar de excusa un problema que sufren millones de personas en el mundo es de ser muy ruin. Podría haberlo dicho desde el primer momento, pero elegí no hacer en ese momento. Gracias a Dios, no representáis al fandom eurofan, por el que me siento súper querido”, escribía Blas Cantó a modo de despedida de sus seguidores de Instagram, antes de tomar la decisión de cerrar su cuenta personal de Twitter hasta que pueda recobrar la salud y ver que su ansiedad comienza a remitir al alejarse de ese sector de los usuarios que no sienten empatía por él.

Blas Cantó termina su mensaje con un “2021 nos espera” y es que Blas Cantó está convocado a la próxima edición de Eurovisión para representar de nuevo a España, a pesar de haber resultado ganador de la última edición de 2020. Eso sí, para ello deberá componer una nueva canción, dado que los artistas tienen la posibilidad de regresar a la competición, siempre y cuando hagan una nueva propuesta musical y puedan defenderla sobre el escenario el año que viene. Una oportunidad de demostrar de nuevo su talento y su portentosa voz con un nuevo tema, que quizá cuente con un mayor respaldo popular, dado que no todos quedaron satisfechos con ‘Universo’, su apuesta para este extraño año. Eso sí, sea como fuere, él se ha llevado el triunfo a España, el tercero en su historia después de Salomé y Massiel, en 1968 y 1969 respectivamente. Eso sí, en el aire queda dónde tendrá lugar el Festival de Eurovisión 2021.