El cantante, que abrirá las puertas de su casa a Boris Izaguirre en ‘Lazos de sangre’, ha tenido una vida propia de una película de Hollywood. Repasamos su carrera de éxito y el drama vivido tras la desaparición de su hija Ylenia.


La segunda entrega de ‘Lazos de sangre’ repasará la trayectoria personal y profesional de Albano Carrisi, que abrirá las puertas de su casa a Boris Izaguirre para repasar los aspectos más destacados de su biografía. La suya ha sido una vida intensa, cargada de luces y sombras, que bien podría servir para el guión de una película de Hollywood. Porque a sus 77 años, el cantante italiano ha saboreado las mieles del éxito como estrella de la canción. Pero también sabe lo que es descender a los infiernos y vivir el drama de perder a una de sus hijas, Ylenia Carrisi, desaparecida en Estados Unidos en enero de 1994.

El próximo julio celebraría sus bodas de oro con Romina Power

Nacido en el seno de una familia de campesinos, Albano comenzó en el mundo de la canción a los 23 años en el Festival de la Rosa, en 1966. Un año después lanzó la canción ‘Nel sole’, que se convierte en un éxito en Italia. La fama internacional le llegó en 1968, cuando participó por primera vez en el Festival de San Remo, recibiendo un premio especial de la crítica.

Convertido ya en una estrella de la música conoció a Romina Power, una de las actrices más famosas del cine italiano e hija de uno de los galanes más de moda en Hollywood de la época: Tyrone Power. Se conocieron en 1967 rodando una película musical con la que se intentaba lanzar al ya famoso cantante como actor de cine. Y se casaron tres años después: un 26 de julio de 1970. Ella tenía 18 años y él, 27. Este año, de seguir juntos, celebrarían sus bodas de oro.

Romina y Albano, un dúo artístico de éxito internacional

En un principio nadie nada un duro por ellos. Al principio de su relación, la prensa italiana hablaba abiertamente de cuánto podría durar su idilio. Los orígenes humildes de Albano nada tenían que ver con la educación refinada y el halo de ‘celebrity’ de Romina, un icono de belleza y estilo en su generación. Pero contra todo pronóstico formaron un matrimonio estable. Y tuvieron cuatro hijos: Ylenia Maria Sole, Yari Marco, Cristèl Chiara y Romina Iolanda.

Además de formar una feliz familia numerosa, Romina y Albano lograron crear un tándem artístico de enorme éxito en los años 70 y 80. La italoestadounidense aparcó su carrera en el cine para formar dedicarse en cuerpo y alma al dúo con el que tantos éxitos cosecharon dentro y fuera de Italia. Durante décadas se convirtieron en la pareja más bonita y envidiada del papel ‘couché’. Llegaron a realizar cinco participaciones en el Festival de San Remo: en 1982 con ‘Felicidad’, en 1984 con ‘Habrá’, en 1987 con ‘Nostalgia rogue’, en 1989 con ‘Cara terra mia’ y en 1991 con ‘Oggi sposi’. En dos ocasiones representaron a Italia en Eurovisión, en 1976 y 1985. Cada vez que se subían a un escenario el público se rendía a sus pies.

La desaparición de Ylenia, la peor pesadilla de su vida

La vida de Albano y de su mujer dio un giro radical en enero de 1994, tras la desaparición de su hija mayor. Durante un viaje a la ciudad estadounidense de Nueva Orleans se perdió la pista de Ylenia. Nunca apareció con vida. Tampoco encontraron nunca su cadáver. No hubo rastro de ella durante años. El único testimonio sobre el caso fue el de un guardián del Acuario Municipal de Nueva Orleans, quien declaró haber visto a una mujer parecida a Ylenia tirarse al río Mississippi. La noticia fue portada de revistas y periódicos de todos los rincones del mundo durante años. Se comentó que Ylenia tenía una personalidad complicada, que mantenía una relación sentimental con un narcotraficante…

El dolor y la incertidumbre rompió en dos al intérprete y a Romina. El carrusel de emociones vividas tras la desaparición de su primogénita terminó rompiendo su relación. Y se divorciaron en 1999, después de más de 30 años de vida en común.

En 2005, la periodista Lydia Lozano aseguró tener indicios de que Ylenia seguía viva. La colaboradora de ‘Sálvame’, que había confiado en una fuente poco fidedigna, terminó pidiendo disculpas ante el revuelo que generó su investigación. Sus informaciones hacían revivir el drama a sus padres, que durante años tuvieron que debatirse entre la esperanza de verla de nuevo con vida y la resignación de no poder enterrar nunca sus restos fúnebres. En diciembre de 2014, el Tribunal de Brindisi declaró a Ylenia oficialmente muerta. Así se cerraba un caso que tanto para Albano como para Romina fue su peor pesadilla.

De nuevo juntos en los escenarios

Tras años distanciados (y enfrentados ante las cámaras de televisión), Romina y Albano volvieron a cantar juntos en 2013, en la ciudad rusa de Krasnogarsk. Su reencuentro fue un fenómeno tan rentable que no dudaron en enterrar el hacha de guerra y disfrutar de los beneficios económicos de su nueva unión artística. Así, volvieron a pisar los escenarios de todo el mundo, con el mismo brío de antaño, incluido en Festival de San Remo de 2020, donde causaron sensación a su ingente legión de seguidores.

Romina y Albano, un dúo artístico de éxito internacional

En el terreno sentimental, Albano volvió a encontrar el amor en los brazos de Loredana Lecciso, madre de sus dos últimos hijos y con quien fue feliz de 2001 hasta enero de 2018, cuando anunciaron su separación. Ese mismo año, el cantante italiano comunicaba su retirada de los escenarios. En la actualidad, Albano vive en Italia en una preciosa casa cuyas puertas abrirá para ‘Lazos de sangre’. Y en la que, una vez más, hablará de las luces y sombras de su agitada biografía.