Este sábado nos hemos levantado con una triste noticia: Montserrat Caballé, una de las voces más exquisitas, talentosas y reconocidas de la lírica, fallecía a los 85 años.

Ingresada desde septiembre

La soprano se encontraba ingresada desde mediados de septiembre en el hospital Sant Pau de Barcelona por un problema de vesícula. Está previsto que el funeral de la artista se celebre el lunes al mediodía en el tanatorio de Les Corts, mientras que el velatorio será este domingo a partir de las dos de la tarde en el mismo tanatorio, según fuentes funerarias.

[Montserrat Caballé, ingresada en el hospital por un problema en la vesícula]

Más de 4.000 actuaciones

Montserrat debutó en el año 1956 y se retiró hace unos años, después de haber ofrecido más de 4.000 actuaciones. A lo largo de su excelsa trayectoria ha sido distinguida con prestigiosos galardones como como el Príncipe Asturias de las Artes en 1991 o varios doctorados honoris causa de universidades como el de la Internacional Menéndez Pelayo o la de Barcelona, también colaboró con la Unesco y fue embajadora de buena voluntad de la ONU.

Problemas de salud

En sus último años sufrió varias complicaciones de salud. En 1983 tuvo una insuficiencia cardiaca y, tres años más tarde, fue diagnosticada de un tumor cerebral benigno. En 1996 fue operada de hernia epigástrica, una dolencia que la volvió a llevar al quirófano en 2000 y 2001, y en 2012 la cantante fue intervenida en la clínica Teknon de una fractura de húmero derecho, lesión que se produjo durante un viaje a Rusia después de caer al suelo a causa de un íctus.

Vicisitudes con Hacienda

Sus problemas con el fisco comenzaron en el año 2010. La cantante tuvo que hacer frente a una condena a seis meses de cárcel, dictada y ratificada en 2015 por el juzgado de lo penal número 13 de Barcelona, por haber defraudado a Hacienda evitando el pago de impuestos por fijar su residencia habitual, de manera fraudulenta, en Andorra, y por la que tuvo que pagar más de 250.000 euros de multa.

Su hija, su heredera

Se casó con el tenor Bernabé Martí en el año 1964, quien después se convertiría en su agente. Tuvieron dos hijas, Bernabé y Montserrat Martí, que ha seguido los pasos de su progenitora.