Fabiola Martínez, ex de Bertín Osborne, ha dado un giro a su carrera. Ella misma nos cuenta cuáles son sus planes profesionales a partir de ahora.


Fabiola Martínez es una mujer todoterreno. Meses después de embarcarse en un máster de Administración y Dirección de empresas, la exmujer de Bertín Osborne ha optado por un nuevo derrotero profesional. La venezolana tiene un don desconocido y este no es otro que un gran gusto en lo que a diseño de interiores se refiere. Se desenvuelve como pez en el agua en la decoración, de hecho, fue ella misma la encargada de decorar cada detalle de la mansión en la que vivía con Bertín. Una casa que en multitud de ocasiones fue el escenario de entrevistas en ‘Mi casa es la tuya’ y que en su día cautivó al público.

Justo la casa en la que vivían ella y Bertín junto a sus hijos ha sido sin que ella lo buscara el cebo perfecto. Al parecer, los compradores de la vivienda preguntaron por la decoradora para contratarla y fueron los trabajadores de la inmobiliaria quienes le propusieron ese proyecto. «Me encanta la decoración, no quiero ser una intrusa, pero me estoy preparando para ir sobre esa línea. La casa donde vivíamos antes la decoré yo (…) Estoy estudiando una propuesta de colaboración con un estudio de interiorismo. No voy al rebufo de la tele», dice Fabiola cuando se le pregunta por su futuro más próximo.

Fabiola Martínez y Eugenia Osborne
Gtres

La que fuera pareja de Bertín Osborne durante más de dos décadas tiene muy claros sus planes. Desea ser independiente económicamente y luchará porque así sea pase lo que pase, tal y como ella ha contado frente a los periodistas. Disfruta combinando estilos e impregnando su sello en cada una de las estancias, una pasión que también ha llevado a cabo en su nueva casa. Cabe recordar que hace algunos meses Fabiola se mudó a un piso situado en el Paseo de la Castellana, donde puede tener una vida mucho más cómoda para su hijo Kike.

No es la primera vez que Fabiola Martínez comienza de cero en su vida. En su momento dejó la carrera de Medicina, apostó por el modelaje y hace poco volvió a las aulas, eso sí, hay algo a lo que no renunciará. Ella seguirá presidiendo la fundación Bertín Osborne, cuyo objetivo es que las familias que pasan por su misma situación se sientan apoyadas. Un empleo que combinará también con sus proyectos como decoradora en un estudio con el que ya está al habla para trabajar mano a mano con ellos, aunque todavía son muchas las incógnitas que hay en el aire.

Fabiola está feliz en su nueva vida y así lo ha hecho saber. Continúa soltera, pero no tiene miedo alguno a enamorarse si apareciera la persona correcta, un respuesta que no esconde cuando se le pregunta por ello. «Estoy feliz como estoy. Solita, de momento, y conmigo misma que no es poco (…) Uno no se puede cerrar al amor, pero llega cuando llega que llegar», comenta Fabiola.