Durante las últimas semanas, mucho se está hablando de Ana Soria y Enrique Ponce por las respectivas decisiones que están tomando


Son tiempos convulsos para la pareja formada por Ana Soria y Enrique Ponce. La pareja, que ha gritado su amor a los cuatro vientos en más de una ocasión, ahora han tomado la decisión de dejar su amor de vueltas para dentro. Hace unas semanas, saltaba la noticia de que el torero se había eliminado su perfil de Instagram y con ello eliminar cualquier rastro de amor a su pareja. Ahora, la historia se repite y la joven almeriense repite la estrategia que hace unas semanas le vimos al diestro.

Ana Soria elimina también su perfil de Instagram

Tal y como anunciamos hace escasos días, Ana Soria se ha eliminado también su perfil de Instagram siguiendo los pasos de Enrique Ponce. La estudiante de Derecho se quiere desvincular de las redes sociales y de cualquier foco mediático. Con este hecho, elimina también cualquier rastro de su relación pública con el ex de Paloma Cuevas. Lo cierto es que es una extraña estrategia la que está siguiendo, sobre todo si tenemos en cuenta que se estaba abriendo paso en el mundo de la influencia y algunas marcas ya confiaban en ella para promocionar sus productos.

Ana Soria desaparece de las redes sociales. Desde el momento en el que salió a la luz su relación, la joven siempre aseguró querer mantenerse al margen de la vida pública y continuar con su vida en Almería. Viendo que cada vez que publicaba alguna fotografía se convertía en noticia, la almeriense habría tomado la decisión de seguir los pasos de Ponce y cerrar su cuenta de Instagram. Todo parece indicar que la pareja desea contar con menos protagonismo mediático y vivir su amor de puertas para adentro. Más ahora cuando Enrique tiene por delante un destacado acontecimiento familiar: la comunión de su hija pequeña, Bianca. Lo que supondrá un reencuentro con su ex y no estará acompañado por Ana Soria. 

GTRES

Esta estrategia llama especialmente la atención por lo dicho anteriormente. Y es que Ana Soria se estaba abriendo paso en el mundo de las marcas, consiguiendo así un dinero extra. Su presencia en Instagram le estaba haciendo ganarse un hueco entre las jóvenes más seguidas. Y es que eran muchos los seguidores que querían conocer cómo era la vida de Ana y sus looks eran muy aclamados por los perfiles femeninos que estaba en su lista de ‘followers’.

Su historia de amor

La nueva relación del torero con una joven de 22 años, 27 menos que él, le puso en el foco de la noticia y se convirtieron en la pareja más buscado de la crónica social. Una relación que comenzaba tras el anuncio de la separación del torero con Paloma Cuevas con quien estuvo casado 24 años y tiene dos hijas, Paloma y Bianca. Pasados los meses, la presencia de ambos en redes ha sido algo más discreta que en la época estival. Sobre todo ahora, que han decidido dar portazo a las redes sociales.