Rocío Carrasco se refugia en la casa en la que vive junto a Fidel Albiac, una vivienda situada a las afueras de Madrid y donde goza de privacidad.


Muchos se preguntan cuál es el paradero de Rocío Carrasco después de convertirse en la mujer más buscada. Tras la emisión de su documental, ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’, la audiencia de Telecinco no habla de otra cosa. Su testimonio ha sido para muchos tan desgarrador que incluso actores que no suelen pronunciarse, en este caso han hecho una excepción. A pesar de que muy pocos saben dónde está Rociito, todo apunta a que se encuentra en la casa en la que reside junto a Fidel Albiac, el que su círculo más cercano llama su ángel de la guarda y con el que ella asegura que lleva 20 años de glorioso encierro. Pues bien, esta vivienda está situada a las afueras de Madrid y su mayor atractivo es la privacidad de la que goza y que tanto ha conquistado a sus 220 vecinos.

Gtres

Rocío Carrasco es muy poco dada a acudir a fiestas o actos en los que todos los focos se dirijan a ella, ella prefiere apostar por la tranquilidad y el sosiego y el lugar perfecto para hacerlo es su vivienda. Para ello ha elegido una espectacular casa que está situada en la Urbanización Valdelagua, ubicada en San Agustín de Guadalix, y a la que muy pocas personas tienen acceso. No solo por el precio de salida que tienen allí las propiedades, también por el meticuloso protocolo que hay para entrar, ya que solo puedes circular por sus alrededores si previamente has sido invitado por alguno de sus vecinos. Esto ayuda a que muchos famosos que buscan la máxima privacidad quieran comprarse allí un terreno, prueba de ello que resida en la misma urbanización que ella rostros como Luis Tosar o Kiko Hernández

A pesar de que para algunos lectores el hecho de que Rocío Carrasco no salga apenas de su casa y alrededores pueda resultar llamativo, cabe destacar que allí tiene todo tipo de comodidades. Una parcela de 2000 metros cuadrados, gimnasio, piscina o una enorme vivienda son solo algunas de las características por las que Rocío y su marido no se alejan de su refugio. Con una tónica muy similar a La Finca, donde cada vez hay más futbolistas, la hija de La más grande debe hacer frente a grandes gastos comunitarios, un pago que debe compensarle si años después sigue viviendo en el mismo lugar.

Para que todo se cumpla como ella y el resto de propietarios quieren, hay un equipo de vigilancia que está pendiente de que los vecinos estén en calma y nada perturbe su tranquilidad. Aunque el baremo de precios de venta es muy dispar, para posibles interesados hay casas que puedes adquirir desde los 600.000 euros hasta 1,2 millones de euros, cifras no aptas para todos los bolsillos. Allí ella en este momento se puede alejar del ruido mediático que ha traído consigo la docuserie, una etapa que está asumiendo desde la más absoluta tranquilidad, según desveló hace tan solo unos días su amiga, Alba Carrillo.

Quien tampoco puede evitar acaparar toda la atención es Antonio David Flores. El ex guardia civil fue despedido tras emitirse los dos primeros episodios en la pequeña pantalla, siendo él mismo el que ha confesado estar anímicamente mal después de todo lo acaecido.