Alberto II ha pasado de ganar casi 12 millones de euros anuales de cuando estaba en el trono a poco más de 900.000 ahora, cifra que no «le llega» para los elevados gastos de mantenimiento de su castillo favorito.

El castillo está emplazado en una fica de 16 hectáreas y tiene unos 450 metros cuadrados. Además está emplazado en las Ardenas, una de las zonas más bonitas del país. Los Reyes Alberto y Paola lo restauraron en los años 60 después de que una gran parte fuese destruido por un incendio y desde entonces lo usaban de segunda residencia, hasta la abdicación de Alberto II en su hijo Felipe.

 alberto-y-paola

Los reyes Alberto y Paola de Bélgica hace unos meses. Su atribución ha mermado considerablememente desde que no son reyes y se han visto obligados a poner en alquilar su castillo al no poder sufragar los gastos

Alberto II y Paola ya comunicaron al organismo encargado de administrar las propiedades reales que no harían uso del castillo por no poder hacer frente a los gastos de mantenimiento que comportada por lo que este organismo decidió ponerlo en alquiler. Sin embargo el castillo no forma parte de la oferta de ninguna inmobiliaria de lujo, si no que los interesados en alquilarlo deben poberse en contacto con el organismo que gestiona el patrimonio real.

No sólo el rey Alberto II ha visto reducidas drásticamente sus ganancias tras abdicar en favor de su hijo; la reina Fabiola, viuda del también rey Balduino, tuvo que despedir a 25 personas de su personal por reducción en su «salario», que pasó de 1.450.000 euros anuales a menos de medio millón.