Acabas de ser jurado del concurso de la ruta del espeto organizado por La Casera y Diario Sur, ¿haciendo patria, no?

Estoy muy arraigada a mi tierra. El año pasado me dieron el premio Málaga en el corazón, porque cada vez que puedo en el programa hablo de mi tierra, vendo y promociono mi tierra. Todo el mundo debería venir al menos una vez en la vida. En este caso era el concurso al mejor espeto de toda Málaga, así que la gente tiene que probarlo. Ojalá consigan que lo nombren Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, porque lo merece.

La presentadora malagueña está feliz en Canal Sur y, de momento, no se plantea dar el salto a la televisión nacional.

Ejerces de malagueña por el mundo.

Sí, pero también andaluza o española, si se requiere. Me gusta promocionar mi tierra. Málaga ha experimentado un cambio espectacular en los últimos cinco años, con tantísimos museos. También se está cuidando mucho la gastronomía. Ahora está resurgiendo el turismo y ha pasado esta crisis tan tremenda. 

En tu Twitter dices que estás enamorada de tus hijos.

Tengo dos. Uno tiene 18 y el otro 20. Uno de ellos va a entrar en la Universidad ahora y el otro está estudiando Técnico Superior de Sonido. Estoy muy contenta, estoy muy orgullosa de mi familia, mis hijos, yo y mi perro, que para mí es mi bebé.

¿Estás separada?

Hace años que me divorcié y de momento no hay nada a la vista. Trabajo un programa en el que buscamos compañía, pero de momento…

Una divertida imagen que ha compartido Eva con Juan y Medio en su perfil de Instagram.

Juan y Medio también es recalcitrante como tú con la soltería. No hay manera de casarlo.

No hay manera, yo creo que nunca se casará. No está por la labor para nada. Se buscará compañía, pero lo de casarse nada de nada.

Cuando nos vamos haciendo mayores nos volvemos más exigentes.

Más exigentes, más egoístas, más maniáticos. Lo digo por los dos. Lo que antes aguantabas ya no lo aguantabas. Yo me puse a tener hijos cuando dejé Madrid y hacía sacrificios que hoy en día no estoy dispuesta a hacer. Por mis hijos sí, pero no por una pareja.

Tienes la suerte de estar en un programa diario y en directo, te tendrá muy curtida como profesional.

Sí. Ahora vamos a comenzar la novena personada. Digo que he hecho un máster con Juan y Medio. Han sido nueve años intensivos, con dos horas y media diarias en directo. Me ha dado una experiencia tremenda. Ahora se va Juan y Medio y le sustituyo en agosto. A mí me echen lo que me echen, me considero capacitada y además ilusionada, sabiendo que la sombra de Juan y Medio es muy grande. Él es una estrella, así de claro. Estoy muy contenta de que el canal y la productora cuenten conmigo para sustituirme.

¿Cómo es Juan como compañero?

Es una pasada, es muy cariñoso. Está pendiente de todos los detalles y es muy exigente. Además es el jefe, porque es el productor. Es un hombre generoso, porque quiere que aprendas. Tengo muy claro que trabajo con una estrella y cuanto más brille él más brillaré yo. Esa frase me la dijeron hace muchos años y me parece muy inteligente. La aplico mucho con él. Te enseña una cosa muy valiosa, no solo el cariño hacia el trabajo y el respeto hacia los invitados que vienen cada día, el tempo de la televisión. Es imprescindible y no todo el mundo lo tiene. De momento voy siguiendo su estela y aprendiendo. No tengo su estela, pero tengo otros atributos.

Diario Sur y la Casara han organizado la primera ruta del Espeto, en la que fue jurado Eva Ruiz. El Chiringuito El Canarias Playa, ubicado en Torremolinos, resultó ganador del concurso organizado por la icónica marca y el periódico andaluz en el que participaron cerca de 100 establecimientos de toda la provincia de Málaga

¿Te has planteado el salto a la televisión nacional? ¿Te ha surgido alguna oportunidad?

Realmente estoy muy amparada en este programa, es un programa diario. A veces me han ofrecido cosas, pero nadie te da garantías de que vaya a funcionar. Aquí estoy muy contenta, trabajar con Juan es una proeza. Si surge algo, pues bien, pero me tendría que sentir muy a gusto, porque sería tirar por la borda una estabilidad. 

¿Qué meta o que sueño te queda por cumplir?

Seguir educando a mis hijos, seguir evolucionando en el trabajo. Además, sé que hasta los 84 no me puedo jubilar, lo tengo calculado. Hay que comer mucho espeto y tinto de verano para cuidarse. Y enamorarme, me gustaría estar enamorada.

Te tendrás que echar a las calles…

De momento me voy a echar a las playas…