Sin sorpresas en Eurovisión: Israel gana y España fracasa

Israel se ha convertido en la ganadora del Festival de Eurovisión 2018.

No ha habido sorpresa en la final de Eurovisión. Netta, representante de Israel, se proclama campeona del Festival de 2018 con 529 puntos y recibe de manos de Salvador Sobral el micrófono de cristal en un Altice Arena lleno hasta la bandera. Este año el público ha apostado por una canción mucho más potente que la del año pasado, cuando la gran triunfadora fue la balada del portugués. 

La gala comenzaba con la actuación tenebrosa de Ucrania. Melovin ha interpretado ‘Under The Ladder’, seguido de nuestros representantes, Alfred y Amaia, que han vuelto a demostrar una vez más la conexión que hay entre ambos. Aunque han hecho magia encima del escenario, no han logrado posicionarse entre las primeras posiciones y han logrado una discreta 23 posición. 

El país anfitrión, que ha actuado en octava posición, ha quedado en la última posición. Cláudia Pascoal ha interpretado ‘O Jardim’. 

El susto de Reino Unido

Un espontáneo ha saltado al escenario a mitad de la actuación de SuRie.

Increíble lo que ha ocurrido durante la actuación de SuRie en el Altice Arena. Un espontáneo ha saltado al escenario y ha intentado quitarle el micrófono a la cantante mientras estaba interpretando ‘Storm‘. A la artista le han dado la oportunidad de volver a salir al escenario a volver a interpretar su tema, pero ha preferido rechazar la gran oportunidad y quedarse con su primera actuación. 

Francia, favorita en la recta final del concurso

Madame Monsieur ha interpretado ‘Mercy’.

Hemos tenido que esperar hasta la mitad de la gala, concretamente hasta el puesto número 13, para ver a uno de los países favoritos sobre el escenario, siendo el turno de Francia. Madame Monsieur ha hecho una magnifica interpretación de ‘Mercy’, que durante los últimos días se ha ido posicionando en lo más alto de las apuestas.

El país vecino finalmente no ha logrado alzarse con el micrófono de cristal y ha quedado en la posición 13, justamente en la misma en la que han participado. 

Dos platos fuertes entre las últimas actuaciones

Eleni Foureira, de Chipre, ha quedado segunda con 436 puntos.

Los platos fuertes estaban preparados para el final de la noche, una decisión para mantener al público enganchado hasta el final. En la posición número vigésimo segunda, de 26, ha sonado la canción ‘Toy‘, interpretada por Netta. La israelí ha sido la favorita desde que se diera a conocer su tema hace unas semanas, aunque los últimos días, Chipre le había arrebatado el puesto según las apuestas.

Tres canciones después, ya en la penúltima posición, ha sido el turno de Chipre, que ha encendido el ‘Fuego‘ del Altice Arena con su temazo. Eleni Foureira ha logrado impactar con su actuación donde, tal y como el nombre de la canción indica, el fuego ha sido el componente de la escenografía. A pesar de estar ya en la recta final de la gala, el público ha estado entregado y sin un ápice de cansancio. Chipre ha conseguido la segunda posición con 436 puntos.

Finalmente, la gala la ha cerrado Italia, el dueto de Ermal Meta e Fabrizio Moro ha interpretado ‘Non Mi vete Fatto Niente’, una canción reivindicativa en la que han querido transmitir un mensaje de paz, en contra del terrorismo. Una canción que ha logrado colocarlos en la quinta posición. 

Una final entre dos

Una lucha musical entre los países de Chipre e Israel que al final se ha saldado con la victoria de la israelí. Aunque la emoción se ha mantenido hasta el final que hemos descubierto quien ha sido el ganador del micrófono de cristal y lo ha recibido de las manos de Salvador Sobral, ganador del pasado año. 

Tras las 26 actuaciones y durante el tiempo que ha estado abierto la votación del televoto, Salvador Sobral se ha subido al escenario y ha interpretado, primero su nuevo single, y seguidamente ‘Amar pelos dois’, canción que lo convirtió en ganador el pasado año. Su último cometido como ganador del 2017 ha sido entregar el micrófono de cristal a Israel. 

La felicidad de unos y la tristeza de otros

Alfred y Amaia han hecho una  actuación repleta de magia.

Una pena ha sido el resultado de nuestros representantes. Alfred y Amaia han quedado en la 23 posición tras recibir 61 puntos. Por parte del jurado profesional han recibido 61 puntos , mientras que en el televoto 18: un total de 61 puntos. A pesar de no ser un gran resultado, los representantes españoles pueden estar orgullosos ya que han demostrado sobre el escenario su gran voz y la gran química que hay entre ellos.