La niña ya ha pasado el kilo y lógicamente sus padres se muestran esperanzados ya que, si todo sigue así, tardará poco en salir de la incubadora y regresar a casa con sus padres.

«Ya hemos pasado del kilo. Estamos muy contentos con las noticias de hoy, ya que todo está muy bien. Muchísimas gracias por todo y por el ánimo» ha escrito Eugenia en su cuenta de Twitter.

Pese a la recuperación de la pequeña, la pareja está pasando las navidades más duras de su vida. A la inquietud por la salud de la pequeña Sandra se une el dolor por haber perdido a la otra de sus mellizas. La pareja tiene otro hijo de dos años, un niño llamado Juan.