Recordemos que Eugenia perdió a Sandra -una de sus mellizas- tras dar a luz dos meses antes de lo previsto. Los dos bebés nacieron con apenas 600 gr. de peso y una de las pequeñas no pudo soportar el trance y falleció a los pocos días.

Se trató de un durísimo golpe para Eugenia, que desde ese momento hace acopio de fuerzas para ayudar a la otra de sus mellizas a salvar la vida. Parece que poco a poco la niña va ganando peso y se aleja así día a día del peligro, aunque permance en la incubadora y aún tendrá que estar hasta que su peso sea normal y tenga el 100% de sus órganos desarrollados.

La hija de Bertín, que ya informó a través de su twitter de la buena evolución de su hija la semana pasada, ha vuelto nuevamente a darnos buenas noticias de su evolución.

Eugenia y su marido se casaron en 2011 y son padres de Juan, un niño de año y medio.