Eugenia Ortiz, hija de Bertín Osborne, se derrumba al recordar a su hija fallecida

Eugenia Ortiz, hija de Bertín Osborne, no ha podido contener las lágrimas al recordar el fallecimiento de su hija Leticia, que nació prematura

Hace cinco años Eugenia Ortiz se enfrentó al momento más duro de su vida. La felicidad de convertirse en madre de mellizas se borró de un plumazo cuando, Leticia, una de ellas comenzó a presentar unas complicaciones debido a su temprano nacimiento -nació a los seis meses de gestación- que desgraciadamente no logró superar. Solo tenía ocho días de vida.

6La iniciativa que justifica sus palabras

Porque había otro bebé por el que luchar, la pequeña Sandra, y porque en el ADN de los Osborne no está el rendirse, Eugenia se sobrepuso a la triste pérdida, pero lo cierto es que, pese a haberlo superado, nunca había podido hablar en público de aquel acontecimiento que, sin embargo, este miércoles sí que ha recordado por una buena causa. Dodot lanzaba el primer pañal para niños prematuros y Eugenia, muy emocionada desde el principio, se ha animado a narrar cómo fue el nacimiento prematuro de sus dos hijas, aunque no ha podido concluir su relato.

5Los recuerdos de Eugenia

“Desde el primer momento yo sabía que iba a tener dos bebés prematuros porque me ingresaron con riesgo de parto. Estuve seis días ingresada sin poder moverme de la cama, pero al final no pude más. Sandra nació por parto natural porque era la que se había encajado, pero Leticia fue por cesárea. Tardé dos días en poder verlas porque me costaba levantarme porque estaba muy débil y con mareos hasta que al tercer día me llevaron en silla de rueda a verlas”, ha comenzado relatando Eugenia.

4Rompe a llorar

La hija de Bertín Osborne reconoce que de aquellos días su mente ha bloqueado algunos recuerdos, pero es perfectamente consciente de lo que sintió entonces. “Yo tenía el ejemplo de Fabiola con Kike y sabía que podían pasar cosas, porque además Leticia tuvo problemas desde el principio y…”. Y entonces aquí Eugenia interrumpe su relato. Con apenas un hilo de voz asegura que nunca ha hablado de este tema y recalca con un nudo en la garganta que hace casi imperceptibles sus palabras que “lo importante” es que Sandra, su otra hija, está bien.

3La emoción se contagió a sus compañeras

2El ejemplo de Fabiola

La sala en la que tiene lugar la presentación de los nuevos pañales para niños prematuros de Dodot enmudece y el silencio solo lo puede romper Fabiola Martínez, mujer de su padre y coembajadora junto a Eugenia de esta iniciativa, que aclara el porqué de sus lágrimas porque sí, ella tampoco puede evitarlas. “No es que nosotras hoy tengamos un mal día, es que esto es algo que uno mete en un cajón y cuando se remueve sale todo”, solloza.

1Dos mujeres valientes

Entre las dos mujeres han hecho del de este miércoles un acto tierno, inolvidable y cargado de verdades de las que a veces no se quiere hablar. Con valentía, Eugenia y Fabiola han narrado su particular experiencia y han dado una lección a aquellos que ven en el llanto una debilidad. Ellas no tienen ya nada que demostrar. De coraje y fortaleza van sobradas.

 

Más contenido .....