Eugenia Martínez de Irujo es feliz. No importa que su hermano Cayetano haya puesto patas arriba su vida familiar con la publicación de sus memorias, ella ha puesto tierra de por medio aprovechando que su marido tenía que estar en Las Vegas y allí está disfrutando de lo lindo y sin remordimiento.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Chicago!!! Este edificio la torre está inspirada en La Giralda de Sevilla ???????❤️ #hastaenchicagoseinspiranensevilla #eugeniamartinezdeirujo

Una publicación compartida de Eugenia (@eugeniamartinezdeirujo) el

Eugenia Martínez pone tierra de por medio con Narcís Rebollo

La gala de los Grammy Latinos fue la excusa perfecta para que Narcís Rebollo y Eugenia volvieran al Estado en el que hace dos años se convirtieron en marido y mujer disfrazados de Elvis Preysler y Marilyn Monroe respectivamente. Y tras la gran noche de la música en español, el matrimonio viajó hasta Chicago, donde llevan varios días ejerciendo de turistas a pesar del frío.

Con un plato con tres tortitas enormes cubiertas con azúcar y un café, la Duquesa de Montoro posa de lo más sonriente especificando que su desayuno no es de ninguna dieta pero que, a pesar de eso, en vez de azúcar apuesta por la sacarina para endulzar su café y cuidar su silueta.

Eugenia Marínez de Irujo se pronuncia sobre la mayoría de edad de sus sobrinos Luis y Amina

Lo cierto es que la exmujer de Francisco Rivera está disfrutando de un momento muy dulce, el más feliz desde la muerte de su madre -hace ya 5 años-. Con su hija Cayetana convertida en toda una mujercita, su relación profesional con la firma de joyas Tous marchando a velocidad crucero y un matrimonio que le hace sonreír día sí y día también, Eugenia Martínez de Irujo se ha convertido en la viva imagen de la felicidad y no trata de ocultarlo.