No todos los actos de su agenda oficial están teñidos de solemnidad o les obligan a separarse de su hija que, como al resto del pueblo sueco, les tiene completamente fascinados. En esta ocasión, la princesa Victoria y su marido, el príncipe Daniel, mezclaron deber y placer al presidir la final del Open de Tenis de Estocolmo, evento deportivo que no se pierden ningún año, y al que asistieron con la princesita Estelle, una muñeca simpática, espontánea y desenvuelta que cumplirá dos años el próximo 23 de febrero.

Estelle de Suecia

Estelle, que ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión al trono, detrás de su madre, cumplirá dos años el próximo 23 de febrero.

Muy guapa, con un vestido de cuadros rosa, gris y blanco, y su ya característico lazo en el pelo, la princesa Estelle no paró quieta ni un minuto, y fueron sus padres, eso sí, orgullosos y encantados, los que se turnaron para»frenar» a su hija y tenerla entretenida.

Completamente ajena a lo que sucedía en la pista, Estelle, a la que su madre prendió en el vestido el lazo rosa que simboliza el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, se lo pasó bomba jugueteando en las gradas y llamando la atención de todo el que tenía a su alrededor, que sucumbía irremediablemente a los encantos de una niña que se distingue por su simpatía y naturalidad.

Victoria de Suecia con su hija Estelle

La heredera sueca estuvo muy pendiente de su hija en todo momento.

Victoria y Daniel agradecen los compromisos, oficiales o privados, que les permiten llevar con ellos a la niña, de la que cada día les cuesta más separarse. Dentro de algún tiempo, Estelle, que es segunda en la línea de sucesión al trono, detrás de su madre, tendrá que iniciar la preparación específica de toda princesa heredera, y Victoria piensa que no está de más empezar a acostumbrarla desde pequeña a situaciones con las que habrá de enfrentarse en el futuro.

Por otra parte, el «reinado» de Estelle en la Corte sueca dejará de ser absoluto en unos meses, cuando la princesa Magdalena y Chris O’Neill tengan su primer hijo, otro gran acontecimiento para la familia real sueca que se producirá a principios del próximo mes de marzo.

Victoria de Suecia y su hija Estelle

Preciosa imagen de la heredera sueca con su primogénita, que tendrá un «competidor», o «competidora», cuando nazca el primer hijo de la princesa Magdalena y Chris O’Neill, a principios del próximo mes de marzo.

Victoria de Suecia y su hija Estelle

Victoria, de 36 años, está muy pendiente de la educación de su hija.

Victoria y Daniel de Suecia con su hija Estelle

La mayoría de los suecos cree que los príncipes Victoria y Daniel no tardarán en aumentar la familia.