Un jovencísimo Álvaro y Mercedes Barrachina vivieron un affaire cuando el jinete fue a Alemania a participar en un concurso hípico. Ella ya vivía allí. Fruto de esa aventura nació Anna. Mercedes nunca reveló el secreto ni a su marido Ralf ni a su propia hija. Sólo Álvaro Muñoz Escassi lo sabía. Durante los primeros años, el jinete la visitó alguna vez hasta que un día dejó de hacerlo sin previo aviso y desapareció.  Al pasar los años y cumplir Anna 20 años, Mercedes pensó que ya era hora de que su hija supiera quién era su verdadero padre. Quería que se enterar por ella antes de que se filtrara la noticia. Y se abrió la caja de los truenos.

ANNA

La joven Anna, de 20 años llevaba una existencia tranquila con su madre, Mercedes Barrachina, el que creía que era su padre, Ralf y sus dos hermanos en la localidad de Boren en Alemania. Una familia normal. Pero de repetente, todo cambió.  Anna, se enteró de que Álvaro era su padre y todo se precipitó. Al principio ella se sorprendió pero luego aceptó bien las nuevas circunstancias y se produjo el reecuentro. Anna ha vivido un intenso verano con su padre, recuperando el tiempo perdido, y se han hecho tan inseparables que la joven se ha instalado temporalmente en España. Van juntos a todas partes y se dedican mimos y arrumacos continuos. Mercedes ha calificado algunas de las fotos cariñosas como «inadecuadas entre padre e hija».

Ana trabaja como modelo desde los 16 años, terminó el bachilleraro y es amazona participando en varios concursos hípicos. Según su madre, su intención era marcharse a Londres o Sudáfrica para continuar allí su carrera. No sabemos si ahora su nueva relación con Álvaro la hará cambiar de opinión.

anna
La joven, que tiene 20 años y es modelo y jinete como su padre, en una imagen que subió a su Instagram en la que aparece con su padre

MERCEDES BARRACHINA

Mercedes Barrachina tiene 50 años y tres hijos: Lucía, de 22 años, Licenciada en psicología de empresa y está estudiando un máster en la universidad de Hamburgo,  Anna de 20, de su relación con Ávaro, y Álex, de 13, que vive con ella en Boren, al norte de Alemania, y compite en concursos hípicos internacionales.

Mercedes pertenece a una importante familia textil de ropa infantil, originaria de Galicia, pero afincada en Valencia, donde ella nació. Era mala estudiante y a los 17 años sus padres la mandaron a AlemanIa para que estudiara el idioma, además así podía seguir con los caballos, su pasión. Estuvo yendo y viendo de España a Alemania,  hasta que se enamoró de Ralf y se casaron en Boren.

Es profesora de equitación, también se dedica a la compra y venta de caballos y tiene un centro hípico, donde van a entrenar jinetes. Allí fue Álvaro con 18 años para entrenar. Estuvo año y medio allí y se marchó cuando Mercedes se quedó embarazada de Anna. Con Álvaro no tuvo ningún romance como tal, ambos han confirmado que solo fue una «noche loca» después de un concurso hípico. Ella por aquel entonces ya estaba casada con su marido, Ralf.

mercedes-barrachina

RALF, EL MARIDO

 Ralf es el marido de Mercedes Barrachina y ya lo era cuando ésta tuvo el affaire con Álvaro. Es analista financiero. Se casaron hace 23 años. Ël estuvo trabajando en Hamburgo y desde hace cuatro meses tiene su puesto en en Frankfurt. En los próximos meses por motivos laborales se mudará  a vivir a Suiza. Actualmente, y tras conocer la noticia, las relaciones con su mujer son muy malas y no ha vuelto a su casa desde que saltó la noticia. Es, con Anna, el más perjudicado de esta historia. Mercedes siempre le ocultó la verdad para no destrozar la unidad familiar. Él mismo se enteró a través de una llamada de ‘Sálvame’ y después fue su propia mujer la que, después de desmentirlo en un primer momento, le confesó la verdad por teléfono.

RALF
Ralf, el marido de Mercedes al que esta historia también le ha pillado por sorpresa

MERCEDES HABLA PARA SEMANA

 Desde que saltara a la luz que el jinete tenía una hija secreta, Mercedes Barrachina había permanecido en silencio pero ahora se ha decidido a romperlo para contar su verdad. Mercedes está en un momento personal muy complicado; después de saltar la noticia apenas se habla con su hija Anna y su marido, Ralf, al enterarse de que la joven no era su hija, se ha marchado de casa. «Ralf y yo estamos separados. Él, de momento, no quiere volver a casa»

 

 En la entrevista deja entrever que las relaciones con el padre de su hija están muy lejos de ser cordiales:

«Es muy surrealista qe a una persona que conoces practicamente hace dos meses le crezca un amor paternal por encima del nuestro»

Llega a incluso a acusar a Álvaro de haberse beneficiado de dar a conocer la noticia a los medios españoles: «No quiero dudar de los sentimientos de Álvaro, sería muy duro pensar que tiene otros intereses». También dice que el jinete le llegó a pedir que no hablase sobre este tema: «Álvaro no me ha amenazado pero me ha dicho de una manera muy educada que no dijera nada»

No te pierdas la extensa entrevista y las fotos exclusivas en SEMANA

portada-semana