La celebración ha coincidido con una fecha marcada en el calendario, su primer aniversario de boda con su marido, Jaime Llopis. 


Muy feliz por poder compartir un gran día con todos sus seguidores, así se ha mostrado la actriz Esmeralda Moya durante el bautizo de su hija. La intérprete ha abierto su álbum más personal para regalarnos estas bonitas imágenes del acontecimiento que ha coincidido con una fecha destacada, el primer aniversario de boda con su marido, Jaime Llopis. 

Instagram

«Hoy tenemos la suerte de poder compartir el bautizo de nuestra hija Amalia… Además tenemos que celebrar muchas cosas. Te quiero marido. Hoy un año de nuestra boda. Te amo», han sido las tiernas palabras que ha publicado en redes. Gracias a este mensaje hemos descubierto también que la intérprete se dio el «sí, quiero» hace justo un año, el 10 de julio de 2020. Una boda que celebró en la más estricta intimidad y que ha guardado como un auténtico secreto durante todo este tiempo.

Instagram

La actriz de ‘Los Protegidos’, de 35 años, estaba radiante con un favorecedor diseño firmado por Rosa Clará. Un vestido rosa empolvado con incrustaciones en pedrería en la parte superior que contaba con flecos en la falda. En esta ocasión ha llevado su larga melena suelta y ha completado su estilismo con unos salones plateados. Se trata de la  segunda hija para la actriz. También tiene un niño, Bastián, de 8 años, fruto de su expareja, Carlos García, con quien contrajo matrimonio en el año 2012.

Amalia, un nombre con significado

Fue el pasado mes de mayo cuando Esmeralda Moya daba a luz a su pequeña, Amalia. Un nombre con un gran significado ya que es el que tenía su abuela: «Siempre tuve la esperanza de tener una hija y llamarla como tú», revelaba en redes tras el nacimiento. Además, se mostraba feliz por tener a su pequeña en brazos: «Se adelantó el regalo de nuestra vida, Amalia ya esta aquí. Completamos nuestro team con nuestra pequeña princesa. Os quiero mucho, gracias por cuidarme tanto estos 9 meses, a los hombres de mi vida, a mi familia, a mis amigas, a l@s gines, matronas y matrón, enfermer@s, a todo el personal sanitario que me ha atendido… Y a vosotros que habéis estado siguiendo mi embarazo con todo vuestro cariño».

Instagram

Tras el nacimiento, la actriz tuvo un contratiempo de salud y permaneció una semana ingresada en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. «Llegué un poquito malita y he tardado una semana en ponerme buena», explicaba entonces. Añadía que habían sido unos días complicados, pero que se sentía muy «agradecida». «Me quedo con el amor y con el equipo que me ha atendido que ha sido maravilloso. Gracias a mi marido que no me ha soltado la mano ni un segundo, es mi alma gemela y la persona que sé que daría la vida por mi, me lo ha demostrado desde el primer día y esta vez más que nunca».