Enrique Ponce recibe el alta hospitalaria tras la grave cogida en Valencia

El diestro Enrique Ponce ha dejado el hospital en el que estaba ingresado tras la grave cogida que sufrió en Valencia y le llevó a ser intervenido quirúrgicamente. Salió acompañado de su mujer y su suegro, y con dos muletas.

Después de una semana ingresado por la cogida que sufrió en Valencia, Enrique Ponce ha sido dado de alta en el Hospital Nisa el Pardo de Aravaca (Madrid), según ha informado a la agencia EFE fuentes de la familia del torero.

Enrique Ponce, herido de gravedad tras una cogida en Valencia

El diestro ha dejado el hospital acompañado de su mujer, Paloma Cuevas, y su suegro, Victoriano Valencia, y lo ha hecho ayudado de dos muletas, ya que todavía no puede apoyar la pierna izquierda tras la grave cogida que sufrió el pasado 18 de marzo mientras toreaba en la feria de las Fallas de Valencia.

Tras dejar el hospital, Ponce seguirá con la recuperación en su domicilio de Madrid, con la posibilidad de reaparecer en el ruedo antes de que acabe la temporada. Se espera que el proceso de recuperación sea de unos cinco o seis meses.

Durante estos duros días, el torero está arropado por toda su familia, en la que destacan su mujer y sus hijas, Paloma y Bianca, quienes no se han separado ni un momento de él. Pero también por muchos amigos y seguidores incondicionales. La operación duró cinco horas y fue realizada por el traumatólogo Ángel Villamor, quien le reconstruyó toda la rodilla.

El mensaje del Rey Felipe VI a Enrique Ponce tras su grave cogida