Enrique Ponce, herido de gravedad tras una cogida en Valencia

Enrique Ponce se encuentra hospitalizado tras haber sufrido una gravísima cogida ayer en Valencia, donde toreaba con motivo de las Fallas.

Enrique Ponce salía este lunes al ruedo de la plaza de toros de Valencia. El diestro faenaba ‘en casa’, en la misma plaza en la que tomó la alternativa, y lo hacía con motivo de Las Fallas, por lo que, como buen valenciano, el marco no podía ser más idílico.

Leer más: Enrique Ponce le dedica su biografía a Paloma Cuevas, la mujer de su vida

Era el quinto toro de la tarde, el segundo para el marido de Paloma Cuevas, y un movimiento inesperado del animal dejó al torero fuera de juego. Una gravísima cornada «en región proximal del muslo izquierdo que interesa piel, tejido celular subcutáneo y fascia superficial, seccionando el glúteo mayor con una trayectoria ascendente de unos 12 centímetros y otra descendente de unos 5 centímetros».

Y como consecuencia de la caída, una rotura del ligamento lateral interno y rotura del ligamento cruzado. A pesar de la aparatosa cornada, se prevé que sea la lesión de la rodilla lo que mantenga al diestro alejado del albero durante un largo periodo de tiempo.

Leer más: El torero Enrique Ponce, absuelto de un delito de estafa

Esta no ha sido la primera cogida de Enrique Ponce durante las fallas de Valencia. En 2014, el diestro sufrió una grave cornada en la axila que le llegó a romper la clavícula y le mantuvo retirado de los ruedos durante varios meses.

Casado con Paloma Cuevas, la pareja es una de las más estables dentro del panorama rosa nacional. Son padres de dos niñas y su buena relación con gran parte de la alta sociedad hace que sea habitual verlos en actos tan variados como fueron el funeral de Carmen Franco, recepciones reales ofrecidas por los Reyes Felipe y Letizia, el último concierto de Luis Miguel en España o la gala Starlite que se celebra en Marbella cada verano.