El cantante Enrique Iglesias y la modelo y extenista Anna Kournikova han separado sus caminos después de un larguísimo noviazgo de doce años en el que la deportista rusa supo ganarse el cariño y la simpatía de su suegra, Isabel Preysler, y de dos de las hermanas de Enrique, Tamara Falcó y Ana Boyer, que han coincidido con ella en numerosos eventos publicitarios a lo largo de estos años y que siempre la aceptaron como un miembro más de la familia. Mientras la modelo Charise Verhaert supo esperar siete años de noviazgo PLAGADO DE CONTINUAS SEPARACIONES FÍSICAS hasta convertirse en esposa de Julio Iglesias jr., la moscovita nacionalizada estadounidense se ha cansado de esperar a Enrique y aunque compartía vivienda con el hijo de Julio Iglesias en Miami, la relación parece haberse resentido por la indecisión de Enrique Iglesias y la pareja ha terminado poniendo a la venta su espectacular mansión en aquella ciudad de Florida, anunciando así la irreversabilidad de sus respectivas posturas y demostrando que Anna Kournikova está quemando puentes entre ella y Enrique Iglesias.

Vanesa Romero y Alberto Caballero en Madrid

Vanesa Romero, de 35 años, y Alberto Caballero, de 39, han decidido divorciarse solo un año después de casarse tras seis años de relación sentimental.

En el caso contrario al de Enrique y Ana se encuentran nuestros siguientes protagonistas. Aunque la actriz, Vanesa Romero, una de las protagonistas de la series corales ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘La que se avecina’, estaba en todas las quinielas de próximas divorciadas desde la primavera pasada, ha sido al comienzo del otoño cuando la crisis matrimonial de la guapa alicantina ha desembocado en la decisión de divorciarse de Alberto Caballero, director y guionista de las series.
A primeros de octubre TRAS ANUNCIARSE EL REGRESO A LA SERIE  ‘LA QUE SE AVECINA’ DE LA ACTRIZ MARÍA ADANEZ, exnovia del guionista hasta que apareció Vanesa en su vida, se ha hecho público que el matrimonio Caballero-Romero pone fin a su unión un año después de casarse y después de no haber superado la crisis en la que estaban inmersos desde hacía seis meses y que llevó a la pareja a admitir encontrarse «en un momento de cambio» que «solo el tiempo» solucionaría… No pudo ser y la actriz y el guionista han optado por separar sus caminos, aunque mantienen una excelente relación según exponen a través de las redes sociales