Los hay que prefieren ser algo más discretos a la hora de besar a una mujer que no es la propia, pero este no es el caso de Enrique Iglesias, que gusta de besar a sus fans en medio de sus conciertos en una práctica que se ha convertido ya en tradición en sus shows. Y así lo ha vuelto a hacer con más de 5.000 personas como testigos en su último espectáculo ofrecido en Las Vegas, donde subió a una de sus fieles para que pudiese disfrutar del momento más de cerca, tanto que incluso llegó a llevarse un beso de película en sus labios. Un beso de lo más fogoso y apasionado, por cierto.

A Enrique Iglesias le gustan este tipo de alardes de seducción. Cuando llegó el turno de cantar ‘Bailamos’, el hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler se acercó al público para notar el calor de sus fans situados en primera fila. Esta maniobra le permitió ver de cerca quién se encontraba entre ellos, eligiendo con cuidado una joven a la que invitó a subirse al escenario, mientras que advierte a los miembros de su equipo de seguridad de que les dejasen cierta intimidad, si es que las 5.000 personas que lo jaleaban se lo permitían.

En unas imágenes que tanto orgullo le produce a Enrique Iglesias que incluso lo ha compartido en sus redes sociales, se ve cómo la joven está encantada de estar cerca de su ídolo y se hace un selfie mientras éste le da un beso en la mejilla. Ella le corresponde con un segundo beso, pero sus bocas se encuentran a medio camino de la otra mejilla y terminan dándose un morreo de película que ha dejado a todos en shock. Incluso él quedó prendado de ese beso que le robó a una chica que no es su mujer, Anna Kournikova, pues continuó con el show dejando que el peso de las canciones lo llevase el coro, mientras que él se conformaba con dejarse jalear por sus seguidores.

Enrique-Iglesias-beso-mujer
Foto: Redes sociales