Enrique Iglesias pasa unos días más en Marbella dedicado al dolce far niente, un lujo que no puede permitirse con frecuencia no en vano en su agenda apenas hay fechas libres. Sin embargo, después del éxito e su actuación en el concierto Starlite, Enrique ha disfrutado del fantástico ambiente de la Costa del Sol, una zona que él conoce muy bien, pues siendo niño pasaba allí las vacaciones de verano con sus padres, Isabel Preysler y Julio Iglesias, y sus hermanos Julio José y Chábeli, antes de que se trasladarse a Miami donde creció y se formó musicalmente.

No lejos del hotel donde se aloja Enrique Iglesias se encuentra la casa de su padre y donde pasan el verano Miranda y sus hermanos pequeños. No se sabe que se haya producido un encuentro padre e hijo, cuyas relaciones son distantes desde hace años. En Marbella a Enrique no le ha acompañado su novia, Anna Kournikova, quien tenía otros compromisos en California. Su noviazgo dura ya doce años y se rumoreó su boda en mayo pasado, aunque finalmente la pareja lo desmintió.

enrique iglesias

Enrique fue una de las estrellas del concierto Starlite.