Vivieron con mucha intensidad el partido.

Se marcharon decepcionados por la derrota.