No parece preocuparle la edad a Elle Macpherson, que ha dicho: «Cómo me siento y lo bien que estoy es lo realmente importante para mí. Me da igual que los próximos que cumpla sean los 50… la otra opción sería estar muerta». Tajante, orgullosa y con mucho humor, la mujer que conquistó el mundo de la moda entre los 80 y los 90. Esa es la actitud que ha contribuido a mantener su espíritu positivo. Y, mientras tanto asegura que el amor por su familia y sus hijos es lo que realmente la mantiene en forma.

Elle Macpherson y su hijo Arpad Flynn, de fiesta en Londres

Impecable y estilosa, Elle Macpherson ha elegido a su hijo mayor, Arpad Flynn como acompañante para las fiestas tras su última ruptura sentimental.

La modelo y empresaria de ascendencia australiana, reside en la actualidad en el selecto distrito londinense de Notting Hill, con sus tres hijos, Arpad Flynn y Aurelius Cy, de 10, nacidos de su segundo matrimonio con Arpad Busson; y una hija que adoptó en italia. Después de su reconciliación en noviembre pasado con el magnate Jeff Soffer, tras un accidente de helicóptero en el que murió su amigo Lance Valdez, Elle se refugia en la familia y ha elegido a su hijo mayor como compañero de fiestas. No parece una mala elección a juzgar por este debut festivo de Arpad Flynn en el «nº3» bar y discoteca de Cromwell Road, donde el joven y su famosa madre colaboraron en la recaudación de fondos para Barry, el perro VIP.

Elle Macpherson, la que fuera, junto con Cindy Crawford, Linda Evangelista, Claudia Schiffer y Naomi Campbell una de las grandes tops que revolucionó el mundo de la moda de finales del siglo pasado, es una de las personas más solicitadas en las fiestas que se celebran en el Reino Unido y una de las celebridades australianas vivientes más influyentes, que ha tenido el privilegio de ver su imagen publicada en un sello postal.