La diseñadora de moda ha querido mostrar cómo está su cuerpo y su barriga un mes después de haber dado a luz a su hija Jimena. ¡Y pide consejo a sus fans!


A pesar de que la situación en nuestro país no es la mejor por culpa de la crisis del coronavirus, Elena Tablada está viviendo su mejor momento. Y es que la diseñadora de moda acaba de celebrar el primer mes de vida de su hija Camila, fruto de su relación con su marido, Javier Ungría.

«Tan chiquitina y llenando espacios tan grandes! 1 mes de puro amor», escribía Elena Tablada junto a una foto en la que su pequeña aparece disfrutando de una siesta en su cuarto. Poco después, compartía «1 mes, puro amor y felicidad», con una instantánea en la que Elena y Camila disfrutan de un momento de relax en la terraza de su casa.

Ya ha pasado un mes desde que Elena Tablada diera a luz a su hija Camila en Madrid. En pleno confinamiento, su hija llegaba al mundo para llenar de felicidad a su familia. El matrimonio no ha dudado en compartir numerosas imágenes de Camila en sus redes sociales. Elena no se puede separar de ella y nos ha dejado ver todos los momentos que pasa con ella en casita, donde reina la paz y la tranquilidad.

En sus ratitos de relax, la diseñadora de moda ha mostrado cómo está su cuerpo un mes después de dar a luz. Ella misma consultaba a sus seguidores cuándo se va la línea de la vida que les aparece a las embarazadas en la barriga. «1 mes con esta barriguita post amor y vida. ¿Alguien sabe cuándo se va la línea?».

Junto a su pregunta una foto en la que le vemos a Elena Tablada todavía la barriguita bastante hinchada. Parece que todavía tendrán que pasar unas semanas para que ella empiece a notar que la barriga va bajando de tamaño. También irá desapareciendo la línea a la que ella se refiere en su publicación.

Elena no puede estar más contenta con la etapa que está viviendo. La diseñadora aseguraba unos días que intenta no escuchar mucho lo que le dicen sus familiares y amigos: «La gente me dice que no te acostumbre a brazos, que te voy a malcriar y me voy a arrepentir… A mi no me importa, te voy a consentir como hice con tu hermana para que crezcas igual de desbordada de amor que ella. La vida es frágil y el tiempo valioso. Ya tendrás tiempo para volar con tus propias alas y yo verlo. Yo te daré todo lo que esté en mis manos para que seas feliz», decía rotunda.

A pesar de que tiene todavía barriguita, Elena ha vivido su embarazo de una manera tan especial que queremos compartir con vosotros algunas imágenes de cómo era su cuerpo durante esta bonita etapa, antes de que su hija Camila llegara al mundo: