La salud de la duquesa de Alba ha tenido muy preocupados a su marido y a sus hijos durante los pasados meses. Esto, unido a su cada vez más complicada movilidad y su edad, ha hecho que Cayetana haya tenido que modificar su rutina vacacional. Hasta ahora, una de las citas ineludibles era la isla de Ibiza, un lugar que le gusta especialmente por su espíritu hippie y donde pasaba los primeros días de agosto en su casa de Punta Galera. Sin embago este año ha tenido que renunciar, por ahora, a este viaje, ya que su estado físico recomienda una vida más tranquila y relajada.

Duques-de-Alba

Cayetana y Alfonso han tenido que renunciar a sus días en Ibiza, como venían haciendo todos los veranos hasta ahora.

Durante su estancia en el palacete de de Arbaizenea, en San Sebastián, Cayetana recibió la visita de sus nietos, Luis y Amina, hijos de Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova, que tienen un inmenso cariño por su abuela. En San Sebastián los duques de Alba han llevado una vida muy tranquila con paseos y almuerzos junto a amigos. Otro de los lugares que nunca fallaban en el periplo vacacional de Cayetana era Marbella, adonde viajaba desde Ibiza. En la casa que tienen en la localidad malagueña se encuentra ahora Eugenia y no es descartable que la duquesa de acerque unos días, ya que es un viaje mucho más cómodo desde Sevilla que a la isla pitiusa.

ERugenia-Cayetana

Eugenia está de vacaciones en la casa familiar de Marbella y está muy pendiente de la salud de su madre.