El príncipe Felipe y Mary Donaldson, cariñoso reencuentro en la final del Mundial de Balonmano en Barcelona

La final del Mundial de Balonmano propició este nuevo encuentro entre dos buenos amigos: el heredero de la Corona española y la princesa heredera danesa. El domingo 27 de enero el príncipe Felipe recibió caballerosamente a su llegada al pabellón deportivo a la bella y estilosa esposa de su buen amigo Federico de Dinamarca, con quien Felipe de Borbón compartió un inolvidable y trepidante espectáculo deportivo y con la que entregó los trofeos al final del torneo al campeón, España, y subcampeón, Dinamarca.

Felipe-de Borbón y-Mary-Donaldson en Barcelona

Mary Donaldson, uno de los iconos de la moda más popular y reconocido de Dinamarca, compartió palco con el príncipe Felipe.

El príncipe de Asturias, presidente de honor del Mundial de Balonmano que se ha venido disputando en España desde el pasado día 17 y finalizó con el brillante triunfo de nuestra selección nacional, tuvo el placer de compartir el último partido con la princesa Mary, a la que le unen lazos de amistad desde que el 14 de mayo de 2004, la elegante abogada australiana se casó con el heredero de Dinamarca. Aquel día Letizia brilló con luz propia en Copenhague con un vistoso vestido rojo de Lorenzo Caprile, justo una semana antes de casarse con el príncipe Felipe en la Catedral de La Almudena.

Felipe-de Borbón y-Mary-Donaldson en el Palau San Jordi de Barcelona

Felipe de borbón y Mary Donaldson fueron centro de todas las miradas en el palco de autoridades, donde presenciaron la final del Mundial de Balonmano.