destacada

El ‘incansable’ tour de Ana Boyer por seguir a Fernando Verdasco

Ana Boyer sigue demostrando ser la fan más incondicional de Fernando Verdasco. Y es que la hija de Isabel Preysler no ha dudado en viajar hasta París para estar junto a su novio en el Master de Tenis de la ciudad francesa. En los entrenamientos, la hemos visto acompañada de dos amigos, con los que ha pasado un buen rato.

La hija de Isabel Preysler hace tiempo que aseguró que se encontraba en una etapa en la que le apetecía estar junto a Fernando Verdasco en su tour por el mundo. Sin dudarlo, ha hecho las maletas y está disfrutando al máximo de esta experiencia. No obstante, siempre que quiere y puede, vuelve a España para ver a su familia, a la que está muy unida.

Ana Boyer se ha convertido ya en una más en el equipo de Fernando Veradsco. Os mostramos lo bien que se lo pasa en el interminable tour del tenista por el mundo.

8Siempre juntos

siempre-juntos

Entre entrenamiento y partido, Fernando Verdasco y Ana Boyer tienen tiempo para disfrutar de planes conjuntos.

7Momentos divertidos

momentos-divertidos

Ana Boyer tienen una magnífica relación con el equipo de Fernando y así de bien se lo pasa con ellos.

6Feliz

feliz

Se decantó por seguir a su novio en su carrera profesional y parece estar disfrutándolo al máximo.

5Un momento de cansancio

un-momento-de-cansancio

Las numerosas horas de viaje así como los cambios de hora de cada país le hacen estar más cansada de lo habitual. Aún así, Ana Boyer es ya la fan número uno de Fernando Verdasco.

4Fan número uno

fan-numero-uno

No sólo la vemos estar presente en los partido de Fernando, sino que también es una habitual en los entrenamientos.

3Entrenamientos de Fernando Verdasco

entrenamientos-de-fernando-verdasco

Fernando está feliz con que su novia le acompañe, y es que no hay nada mejor que evitar una relación a distancia.

2Concentrada

concentrada

Se mostró en todo momento pendiente de su chico.

1A todos lados con él

a-todos-lados-con-el

Junto al equipo del tenista, Ana no se pierde ningún partido.