alejandro albalá

El entorno de Isa Pantoja y Alejandro Albalá enmudece ante una posible reconciliación

El diccionario no tiene palabras para definir el juego al que están prestándose Isa Pantoja y Alejandro Albalá, de ahí que el entorno del todavía matrimonio haya optado por el silencio para no comentar algo que es, como poco, difícil de entender. Después de varios meses enfrentados y sin más comunicación que la de sus abogados para disolver en España el matrimonio que sellaron en México el año pasado, con sendas demandas de divorcio interpuestas en los juzgados, los dos jóvenes se han fotografiado juntos en las redes sociales. En actitud cariñosa, y con apariencia de reírse del público que les sigue, Isa y Alejandro han dejado boquiabiertos a sus seguidores y mudos a sus familiares.

Al parecer, ha sido en Sevilla el último encuentro de los que ya no eran pareja. Ahora, se desconoce el estado sentimental de ambos, pero lo cierto es que las redes dan fe de que se han visto y de que se han acercado demasiado… Complicidad y buena sintonía es lo que han mostrado en sus conexiones en directo via internet.

Todo ello, en medio de una guerra con abogados y familia de por medio para disolver en España el matrimonio civil contraído en tierra mexicana. Un difícil proceso dado que dicha unión no había sido registrada en nuestro país y, por tanto, para disolverla había que haber viajado al país donde se firmó. Dado que ambos se negaron a ello –fundamentalmente para no tener que verse-, se emprendió un camino más largo, costoso y complejo para conseguir registrar primero el matrimonio en España y, a continuación, dar paso al divorcio.

La madre de Alejandro Albala, Paz Guerra, tomó las riendas de la parte de su hijo para avanzar en el proceso y, de paso, financiarlo, dado que su hijo no tiene ingresos. Del otro lado, la abogada Cinthya Ruiz, habitual de la casa Pantoja, se hizo cargo del trámite de Isa con varias confusiones de por medio como la de interponer la demanda de divorcio en un juzgado equivocado, algo que según esa parte se subsanó rápidamente. En medio del cruce de demandas, ambos se lanzaron dardos envenenados a través de terceros deseando desvincularle cuantos antes de sus lazos oficiales, pues los sentimentales ya están rotos, según decían. Ahora, una nueva cita de la pareja pone todo una vez más patas arriba y congela las palabras de quienes luchaban por cumplir sus deseos. El silencio se ha hecho en el entorno de la pareja, pero sus actos hablan solos.

7¿Qué está pasando?

que-esta-pasando

El diccionario no tiene palabras para definir el juego al que están prestándose Isa Pantoja y Alejandro Albalá, de ahí que el entorno del todavía matrimonio haya optado por el silencio para no comentar algo que es, como poco, difícil de entender. 

6Se les ha visto juntos

se-les-ha-visto-juntos

Después de varios meses enfrentados y sin más comunicación que la de sus abogados para disolver en España el matrimonio que sellaron en México el año pasado, con sendas demandas de divorcio interpuestas en los juzgados, los dos jóvenes se han fotografiado juntos en las redes sociales. 

5Ambas familias no entienden a qué están jugando

ambas-familias-no-entienden-a-que-estan-jugando

Al parecer, ha sido en Sevilla el último encuentro de los que ya no eran pareja. Ahora, se desconoce el estado sentimental de ambos, pero lo cierto es que las redes dan fe de que se han visto y de que se han acercado demasiado… 

4En pleno proceso de divorcio

en-pleno-proceso-de-divorcio

Todo ello, en medio de una guerra con abogados y familia de por medio para disolver en España el matrimonio civil contraído en tierra mexicana. 

3Ambos se negaron a firmarlo

ambos-se-negaron-a-firmarlo

Un difícil proceso dado que dicha unión no había sido registrada en nuestro país y, por tanto, para disolverla había que haber viajado al país donde se firmó. 

2No han parado de tener contacto

no-han-parado-de-tener-contacto

En medio del cruce de demandas, ambos se lanzaron dardos envenenados a través de terceros deseando desvincularle cuantos antes de sus lazos oficiales, pues los sentimentales ya están rotos, según decían. 

1Su entorno guarda silencio

su-entorno-guarda-silencio

Ahora, una nueva cita de la pareja pone todo una vez más patas arriba y congela las palabras de quienes luchaban por cumplir sus deseos.