El emotivo mensaje de Iker Casillas a sus seguidores de Instagram tras ser dado de alta

Una de las primeras cosas que ha hecho Iker Casillas tras ser dado de alta ha sido acordarse de sus followers y enviarles un sincero mensaje de agradecimiento en su cuenta de Instagram. "Mil veces gracias. Ahora toca recuperarse", ha dicho, cinco días después de sufrir un infarto.

Iker Casillas ha tenido un detalle muy emotivo con los seguidores de sus redes sociales. Cercano, sereno, humano… Así se ha mostrado el portero del FC Porto al llegar a su casa después de sufrir un infarto el pasado miércoles. Una de las primeras cosas que ha hecho el marido de Sara Carbonero: acordarse de sus followers y enviarles un sincero mensaje de agradecimiento.

4«He estado al tanto de todo»

View this post on Instagram

G R A C I A S ❤

A post shared by Iker Casillas (@ikercasillas) on

«Muy buenas a todos. Gracias, gracias y mil veces gracias. Gracias por la preocupación, gracias por los mensajes… He estado al tanto de todo. Solo deciros que un fuerte abrazo». Con este mensaje, Iker Casillas enviaba, una vez más, un mensaje a sus seguidores.

3«Ahora toca recuperarse»

El guardameta continuaba así sus palabras de agradecimiento: «Solo deciros que un fuerte abrazo, que estoy súper emocionado por todas las muestras de cariño que me habéis dado. Ahora a recuperarse, que es lo que toca. Pero está todo bien y en calma. Un abrazo grande».

2Emocionado tras ser dado de alta

Iker Casillas abandonaba el hospital esta mañana. A su salida del centro hospitalario, dio una pequeña rueda de prensa para medios de comunicación de todos los rincones del mundo. «Agradecer las miles de muestras de cariño que me ha dado la gente a través de las redes sociales mensajes… voy mejor, será un reposo de un par de semanas o dos meses, pero me da igual, lo importante es estar aquí», dijo, con la voz entrecortada.

1Sara, su mejor apoyo

«Es difícil hablar, pero hay que estar agradecido porque tuve mucha suerte y quiero darle las gracias a mucha gente que me ha hecho sentir querido y poder salir con una sonrisa en estos momentos». Por fin, Iker vuelve a casa