Eduardo Noriega: «Aunque no me identifico con la palabra seductor, a todos nos gusta seducir en pequeñas dosis»