Soraya Arnelas lleva apenas unos días en su nueva casa y ya ha sufrido su primer disgusto: su gatito Valentino ha desaparecido.


Soraya Arnelas estaba pasando por uno de los mejores momentos de su vida después de que decidiera mudarse a una casa más amplia. Cuando parecía que todo iba sobre ruedas y que los días en su casa nueva estaban siendo maravillosos, la cantante acaba de anunciar la peor de las noticias a través de sus redes sociales. Y es que se ha perdido su gatito, Valentino, después de que este saliera al jardín de la casa.

«Un trocito del nuevo hogar… Aunque hemos empezado con mal pie… Sabíamos que teníamos que tener cuidado con Valentino, el gatito… y así ha sido… 🐱 Salió al jardín y ya hace tres días que no ha vuelto… Estamos como locos buscándolo 😞 Y nada… Qué tristeza 😢 A ver si hay suerte», escribía Soraya muy triste.

Junto al triste mensaje, una foto de su gatito. Con esto hace un llamamiento para que le ayuden a encontrarlo. Soraya, su pareja, Migue Ángel Herrera, y su hija llevan apenas unos días instalados en su nueva casa y ya han tenido que hacer frente a un disgusto tras la desaparición de su gato.

Ha compartido una imagen de su gatito perdido

© Redes sociales.

Antes de desvelar su tristeza, Soraya ha querido compartir una de las estancias de su casa. En concreto, la cocina. Después de haber mostrado este lugar durante las obras que hicieron para reformarla, la cantante ha dejado ver el resultado. Lo ha hecho orgullosa con el giro que ha dado a este sitio tan especial para ella.

La cocina de su nueva casa

© Redes sociales.

Desde hace algunas semanas Soraya Arnelas venía anunciado el cambio que había decidido dar. La cantante había puesto a la venta la casa en la que había vivido los últimos 14 años, un dúplex de 180 metros cuadrados en Alcalá de Henares donde ha vivido todo tipo de situaciones.

Desde rupturas hasta el crecimiento de su bebé, por lo que es una vivienda repleta de emociones. Allí ha creado una familia y le tiene un inmenso cariño, sin embargo, se despide de ella por necesitar tener un contacto con la naturaleza más directo. «Siento que he terminado un ciclo, que la vida son etapas y yo creo que estoy cerrando una. En esta casa es donde forjé mis sueños de tener familia, donde empecé a luchar por mi carrera profesional, y ahora siento que tengo que disfrutar más con mi familia en un entorno más amable», ha espetado la intérprete. Ya está inmersa en la mudanza, tal y como reflejan las imágenes que te ofrecemos a continuación, un proceso tedioso, pero que en el fondo estaba deseando hacer.

Una despedida a su antigua casa

«Y parecía que nunca iba a llegar…Y ya está aquí el día…Nunca había hecho una mudanza.
Llevaba 14 años en esta casa , en Alcalá de Henares. He ido acumulando no sólo muebles, sino un millón de momentos en este ático. He terminado un ciclo muy importante , desde mis 24 años hasta hoy, imaginaos. Con 24 años recién salida de Ot, con un montón de sueños, dos separaciones de parejas anteriores, 5 mascotas que han pasado por esta casa, me convertí en madre aquí, un confinamiento. Jajajaja madre mía…TANTAS COSAS.
Y toca decir adiós, pero un adiós de verdad. Sé que esta casa se queda en manos de buena gente, de gente maravillosa a la que le hemos dejado una tonelada de buena energía para que la haga su hogar y no quiero llorar ,pero se me saltan las lagrimas solas. Dejar atrás un lugar donde has vivido durante 14 años es un cuarto de vida. Es muy duro. Gracias a la empresa de mudanza que me han ayudado en este proceso, de cuidar, hacerse cargo de mis cosas más personales y llevarlas con tanta profesionalidad y cariño a mi nuevo hogar. Os los recomiendo muy encarecidamente. “Villa de Gracia” nos espera», escribía en Instagram.