SEMANA se ha sentado con la empresaria para hablar de trabajo, amor y sobre cómo pasará estas navidades la catalana más seguida de las redes sociales.


Dulceida es una de las ‘influencers’ más reconocidas de nuestro país, con más de 2,7 millones de seguidores en Instagram. Ya son más de 8.000 las publicaciones que ha compartido en esta exitosa plataforma desde que empezó y su trabajo constante es reconocido por todos sus seguidores. Con motivo de la gala de los premios de ‘Los 40 Principales’, celebrada este sábado, la joven ha tenido la oportunidad de entregar dos de los galardones y SEMANA, que ha estado presente, se ha sentado con la empresaria para hablar de trabajo, amor y sobre cómo pasará estas navidades la catalana más seguida de las redes sociales.

¿Qué se siente al entregar un premio de estas características?
Pues muchos nervios. He entregado dos premios muy gordos a artistas a los que admiro muchísimo, así que muy bien, muy contenta.

Llegado a este punto de tu vida, ¿qué piensas cuando echas la vista atrás y ves todo lo que has conseguido?
Creo que me pongo a llorar. Cuando pienso en mi “yo del pasado” de hace diez años, sigo siendo la misma chica con muchos sueños, pero eran unos sueños muy diferentes. Nunca me hubiese imaginado llegar a donde estoy ahora. Creo que tengo una cosa muy buena, que aunque me esté echando un piropo a mí misma, es verdad que todos los proyectos me siguen ilusionando como el primer día y sigo siendo la misma.

Como mujer emprendedora, ¿qué meta te gustaría alcanzar?
Lo más complicado de mi carrera es mi faceta de empresaria, porque hay muchos altibajos, es decir, muchos problemas y yo lo que quiero es que mi empresa siga creciendo, como lo está haciendo. Me veo en un futuro teniendo redes y dirigiendo mi empresa.

Durante esta pandemia, ¿te has tenido que reinventar?
Cien por cien. De hecho, el principio del confinamiento me resultó un poco duro porque se me empezaron a caer muchas cosas y no paraba de preguntarme: “¿qué va a pasar?”. Me reinventé, pero no por decir que me tengo que reinventar. Simplemente paré. Tuve tiempo, algo que hacía mucho tiempo que no me pasaba y pude hacer contenido para mí de calidad, contenido que entretuvo a la gente, en general, buen contenido. Antes estaba tan ocupada que me hacía una foto, la colgaba y ya está. Noté eso, noté como que había vuelto a mis orígenes y a todos los días currármelo. Me reinventé, pero me salió solo.

¿Qué consejo le darías a estos jóvenes que quieren ser “influencers”?
Lo que siempre digo es que lo más importante es que ahora hay una burbuja, hay mucha gente con muchos seguidores y mucha gente que se hace llamar “influencer”. Es una palabra muy fea, que a mí no me gusta nada… Así que a la gente que empieza les recomendaría que tuvieran los pies en la tierra y que nuestro trabajo no es tenerlo todo gratis. Eso es lo de menos. Si van a dedicarse a hacer publicidad en redes sociales, que hagan publicidad que les guste. Veo a mucha gente promocionando cosas que no usan y que no les gusta y al final, eso mancha nuestra imagen. La mayoría de mis seguidores saben que todo lo que yo publico es porque me gusta. Unas cosas te pueden gustar más o te pueden gustar menos, pero nunca haría nada que fuera en contra de lo que soy.

No todo el mundo puede tener la misma capacidad de selección que puedas tener tú.
Es verdad que tengo la suerte de poder elegir y es algo que mucha gente me dice y vale, lo entiendo. Pero si tú estás en esto es porque tienes que hacer lo que te gusta, si no dedícate a otra cosa.

¿Te animarías a presentarte a un reality?
No. Me lo han ofrecido alguna vez… Por ejemplo, ‘Gran Hermano’ me encanta, pero al final estar tantos meses, dejar mi trabajo aparcado… Me gusta verlo como telespectadora.

¿Cómo se plantean tus navidades?
No lo sé, hay mucha incertidumbre con todo este tema porque además en Cataluña el tema esta muy complicado. De todas maneras, a mí me da mucho miedo porque ahora mismo solamente me queda una abuelita y queremos pasarlo con ella.

Llevas mucho tiempo con tu pareja, ¿tienen ganas de ampliar la familia? ¿Te lo has planteado?
Leo muchos titulares sobre si lo estoy o no lo estoy intentando. A mí me encantaría, ¿vale? De hecho, a lo mejor me hubiera gustado serlo el año pasado, pero quiero estar en mi mejor momento profesional, porque en lo personal, lo estoy. Estamos muy enamoradas, pero es un cambio de vida muy grande. Es un proceso largo así que podemos decidir el cuándo. Estamos esperando y cuando queramos, que puede ser en 2021, 2022 o cuando sea, será.

¿A ti cuándo te gustaría?
A mí me gustaría que fuera en el 2021, pero cuando comencemos el proceso nos puede pasar millones de cosas. Imagínate que lo iniciamos y no podemos.