Anita Matamoros desde hace algunos días está sufriendo grandes dolores en la espalda hasta tal punto que ha estado postrada y ha acudido a urgencias.


Anita Matamoros no está pasando por su mejor momento. La hija de Kiko y Makoke hace algunos días se despertó con fuertes dolores en su cuello y espalda hasta tal punto que era incapaz de moverse. La joven influencer se tuvo que postrar en una cama e incluso llamar a un médico, sin embargo, el dolor parece que no le está dando demasiada tregua. Tal han sido las dificultades para salir de la cama que, fruto de la desesperación, se presentó en urgencias con el único fin de que le dieran una solución. Aunque ahora está un poco mejor, Anita Matamoros ha sufrido mucho en los últimos días y, prueba de ello, que ha llegado a llorar al encontrarse harta de la situación. Pero ¿qué le han dicho en el médico? A pesar de que la youtuber ha dudado acerca de los motivos por los que se encontraba así, afortunadamente ha recibido buenas noticias dentro de lo que cabe.

Anita Matamoros
Instagram

«Espero que vuestro lunes está siendo más productivo que el mío. Ayer estaba muchísimo mejor, me fui a comer a un sitio y todo pero hoy me he levantado fatal, peor que cualquier otro día así que me he ido a Urgencias al hospital por si no era algo del músculo y me han hecho una radiografía. Es del músculo y me han dicho que siga así, reposando, manta eléctrica, calor y cero esfuerzos«, explicó Anita Matamoros en sus stories. Estas circunstancias le impedían moverse, por lo que la recomendación de los expertos era clara: debía guardar reposo absoluto. «Estoy sin poder moverme y esto me mata porque los que me conocen saben que soy un culo inquieto y saben que aunque sea para una tontería me gusta moverme y salir a la calle», continuaba la influencer.

Anita Matamoros
Instagram

No es la primera vez que le sucede, no obstante, nunca había sentido dolores tan fuertes que llegaran a impedirla moverse. «Esto ya me había pasado antes, pero no tan fuerte, como dos o tres veces. No podía moverlo hacia delante y hacia atrás, o de un lado a otro… pero esta vez es que estoy totalmente inmóvil. Estoy bien de cuello para abajo, pero bueno…», ha dicho Anita. Palabras tras las que ha agradecido el inmenso cariño que está recibiendo estos días, aunque también ha habido comentarios de haters que Anita ha querido enseñar públicamente. Con el fin de concienciar a quien los realiza y exponer ante sus más de 600.000 seguidores, la hija menor de Kiko Matamoros se ha mostrado molesta con la situación.

No está siendo un año fácil para ella en lo que se refiere a cuestiones relacionadas con la salud. Este año ha tenido que pasar de nuevo por quirófano después de que sufriera una infección en su segunda operación de pecho, una intervención que tuvo lugar este verano y en la que le retiraron las prótesis que en su momento le pusieron. Aunque era la tercera operación estética, Anita Matamoros se mostró muy feliz y, sobre todo, positiva.