Laura Escanes y Risto Mejide han utilizado sus redes sociales para despejar las dudas de sus seguidores y han negado su embarazo así de originales.


«Se avecina un notición que no os puedo dar yo… aún. Pero unas ganazas TREMENDAS de que lo sepáis. Tic, tac…«. Estas palabras de Risto Mejide han hecho saltar las alarmas acerca de un posible embarazo de Laura Escanes, sin embargo, los dos protagonistas han confirmado que, por el momento, la influencer no se encuentra en estado de buena esperanza. Hartos de tener que salir al paso de ciertos rumores, los dos se han apresurado a zanjar la polémica y lo han hecho de una manera divertida en sus respectivas cuentas de Twitter. Mientras que la catalana ha escrito «Hola. No estoy embarazada», su marido le ha respondido diciendo: «Hola. Yo tampoco», unas palabras que han robado más de una carcajada a sus seguidores.

Risto Mejide
Redes sociales

Aunque el hecho de que Risto anunciara una noticia bomba, cargada ahora mismo de misterio, no es lo único que ha revolucionado a sus seguidores. También una imagen que Laura Escanes compartió este jueves cerca del mar y es que en ella aparece la joven con una postura que hizo pensar algunos que se encontraba embaraza de su segundo hijo, pues parecía que estaba posando evitando mostrar su barriguita. Fueron cientos de mensajes los que expresaron en esta publicación sus dudas, no obstante, rápidamente han sido despejadas. Fue en el año 2019 cuando dieron la bienvenida a su pequeña Roma, una niña que les ha robado el corazón a ambos y de la que presumen, aunque sin mostrar su carita, en sus redes sociales.

Laura Escanes
Redes sociales

Hace unos meses dieron un giro de 180 grados a su vida al dejar atrás Barcelona y mudarse a Madrid a una espectacular casa situada en un barrio elitista de la capital. El motivo no fue otro que evitar pasarse horas en un ave, para así poder pasar más tiempo juntos y, además, tener una casa más grande para ellos. En su nueva ‘morada’ están felices, prueba de ello, las instantáneas que ambos comparten desde allí. Eso sí, esto no quita que el proceso de adaptación haya sido difícil, en especial, para Laura, quien explicó ante sus seguidores que estaba pasando un bache y que echaba de menos la ciudad condal. No es lo único que le estaba provocando un bajón anímico, también las restricciones, las cuales te obligan a estar en casa y a reducir tu contacto o tu ocio.

Aunque su intención no fue la de alertar a su familia virtual, sí que insistió en que su mente da vueltas a muchas cosas y que hay que permitirse estar triste. «No creo que sea incompatible ser feliz con pasar momentos más difíciles o tener días malos y estar triste. Nos tenemos que permitir estar tristes. La situación no ayuda, hay algo de libertad que nos han quitado», dijo a través de varias stories. El confinamiento ha limitado la vida de los ciudadanos por un bien común, el de vencer a la crisis sanitaria, y Laura Escanes es consciente de ello, pero esos frenos y cambios de planes no han ayudado a templar su ánimo.