En el quinto episodio de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, Rocío Carrasco ha hablado de distanciamiento con su padre, Pedro Carrasco


El quinto episodio de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ ha arrancado en el año 2000 con el trágico accidente de coche que sufrieron Rocío Carrasco y Fidel Albiac cuando viajaban a Rascafría a pasar el día. Un accidente que casi le cuesta la vida a Rociíto y que le costó la relación con su padre, Pedro Carrasco. Tras sufrir este accidente, la familia de Rociíto culpó a Fidel Albiac de lo que había ocurrido por ir al volante. Así mismo lo ha recordado ella, asegurando que este fue el verdadero motivo del distanciamiento con su padre.

La familia de Rocío Carrasco culpaba a Fidel Albiac del accidente

Tal y como ha asegurado Rocío Carrasco, su familia estaba contra Fidel Albiac: «Hacen que lo atiendan mínimamente. No le dejaron ni 24 horas en observación que era lo mínimo tras un accidente tan grave. Mi padre le dijo que era mejor que se fuera del hospital. Él contesto que aquella era una decisión que ella tenía que contar». Un capítulo de su vida que Rocío ha contado con especial dolor. «Todos ellos se permitieron el lujo de hacer eso porque pensaban que yo me iba a morir. Sino, no tienen cojones de hacer eso. ¿Ninguno era consciente de que él viajaba en el coche? ¿Dónde está la humanidad? Eso no se hace con nadie», ha asegurado.

© Gtres.

El mal trato que le dieron a Fidel Albiac fue el motivo por el que el exboxeador y ella comenzaron a distanciarse. Rocío Carrasco ha asegurado que a pesar de que su padre iba al hospital a visitarla, todo cambió entre ellos. De hecho, una vez que ella despertó del coma, fue la propia Rocío Carrasco quien tomó las riendas de las visitas en el hospital. A su salida del Doce de octubre, salió arropada de todos sus seres queridos pero sin su padre.

Rociíto ha hablado del momento de su salida del hospital tras un mes ingresada

Rociíto ha asegurado que su padre no estuvo en su salida del hospital porque no estaba en Madrid, pero aún así, ha asegurado que aunque hubiera estado no le hubiera acompañado en ese momento tan especial. Y es que el hecho de que el exboxeador culpara a Fidel del accidente de coche, además del hecho de que le echara del hospital.

Rocío Carrasco ha recordado que precisamente en el momento en el que sufrieron el accidente, «Fidel en ese momento iba a vivir en mi casa que, por así decirlo, era la suya. También le echaron de mi casa. Le sacaron». Hay explicado que existe una fotografía de su padre junto a José Ortega Cano sacando una maleta azul. «No tenían derecho porque esa era mi casa». Ha contado cómo Fidel tomó la decisión de irse a vivir junto al bailaor Antonio Canales, buen amigo de la familia.