En su canal de Mtmad, el hijo de Kiko Matamoros ha enseñado por primera vez fotos de familia que nunca habían visto la luz.


Diego Matamoros ha ‘desempolvado’ el álbum de fotos familiar y ha mostrado instantáneas que nunca antes había compartido con sus seguidores. A través de su canal de Mtmad, el hijo de Kiko Matamoros ha hecho un repaso por su biografía y ha dado a conocer las imágenes más significativas de la galería de su teléfono móvil.

Después de sincerarse sobre los enfrentamientos que ha vivido con su padre y sus hermanas, el exconcursante de ‘Supervivientes’ ha rescatado unas fotografías junto a Makoke o su hermana Anita Matamoros, con la que no se habla. O con Javier Tudela, hijo de la malagueña, de quien ha desvelado cuál es el mote en su familia. También ha enseñado fotos de su boda con Estela Grande, de la que se separó a principios de este año.

Días en familia con Kiko Matamoros y Makoke

© Mtmad

Una de las fotografías más llamativas de Diego corresponden a «unas Navidades preciosas donde no se sabía el escándalo que era la pareja de mi padre y yo todavía andaba por allá». El joven cree que el retrato fue tomado poco antes de participar en el ‘reality’ de Honduras. «Debe de ser un año antes de ‘Supervivientes’. ¡Tengo una foto con Anita y con «La Makoka»... Ella cuando toma agua con misterio habla de que el hijo va a heredar todo. Dice: ‘Va a heredar esto y esto’. Y lo llamamos ‘el heredero».

Las fotos de la infancia de Diego y Laura

© Mtmad

Diego Matamoros también ha presumido de su hermana Laura, quien aparece en una de las instantáneas de su infancia. «Son unas fotos con Laura de pequeño que son muy graciosas. Yo era muy “no me toques, no me toques” y ella se me abalanzó encima», ha relatado. En otra de sus fotos presentaba una sencilla foto de su torso en blanco y negro tras la cual se escondía un momento muy importante en su vida. «Estela y yo estuvimos en un balneario y esto fue a la salida de ‘GH VIP’ antes de que volviese a entrar en el ‘Tiempo del descuento y me dijese que me iba a demostrar lo que me quería. Y a los tres días estaba tirada en los brazos de su mejor amigo», ha recordado.