Este miércoles fallecía Diego Armando Maradona. Rescatamos uno de los episodios del futbolista junto a su novia por aquel entonces Verónica Ojeda


Uno de sus grandes amores de Maradona fue la gimnasta y profesora de educación física Verónica Ojeda, madre del hijo más pequeño del futbolista con la que estuvo en Marbella en 2008. La pareja llevaban juntos desde el 2005 muy enamorados. El pelusa y ella se conocieron en la boda de un amigo en común. El acababa de separarse de la única mujer con la que contrajo matrimonio: Claudia Villafañe, a quien conoció cuando ella tenía 17 años. La pareja permanecieron casados hasta 2003, cuando Claudia oficializó el divorcio.

Es en este periodo de la vida del futbolista, donde aparece la sensual Verónica Ojeda, una rubia despampanante que enloqueció a Maradona. “Nos conocimos en el casamiento de unos amigos y es verdad que desde entonces ya no quisimos separarnos. Íbamos juntos a todos lados y ahora no sabemos estar el uno sin el otro”, señalaba entonces a Semana, la deportista, en el Club El Casco de Marbella, donde había acudido con Maradona para presenciar el ‘Duelo de Legiones’, el torneo de tenis donde se jugaba la copa España y Argentina.

Amparo de la Gama

Fue allí cuando Verónica Ojeda, con las sonrisa en la boca, nos confeso que: “Fíjate si me quiere que me ha pedido que me case con el regalándome esta pelota de tenis, con la que ha ganado el torneo mi ídolo Carlos Moyá”. Y Verónica no se separaba de la bola amarilla que le regalo su ”Pibe de Oro” aplastándola contra su pecho y que hoy les mostramos en Semana.

Maradona abandono a Verónica embarazada

Verónica Ojeda fue la primera relación larga que tuvo Maradona desde su divorcio. Estuvieron juntos hasta 2012, ella se quedó ese año embarazada del hijo pequeño del futbolista Diego Fernando Maradona Ojeda, y en esta fase se terminó «intempestivamente», su relación coincidiendo con el inicio del noviazgo del Pelusa con la siguiente fémina en lista: la futbolista Rocío Oliva.Esa época fue muy dolorosa para Verónica, embaraza de un hijo del astro argentino y viéndolo pasearse con sus sustituta Roció Oliva, ahora periodista deportiva y según los aficionados del Pelusa, “la mujer que arruino la vida del futbolista”. Así que Verónica, la chica a la Maradona que le pidió matrimonio, regalándole la pelota de su tenista favorito, emprendió una nueva vida.

Esa nueva andadura siempre fue compartida con el futbolista por hijo en común que les unía. Sin ir mas lejos hace solo unos meses, la gimnasta tuvo que salir públicamente justificando un polémico video que se hizo viral en redes, donde Diego Maradona se baja los pantalones y muestra su trasero mientras baila al ritmo de «Bombón asesino» de Los Palmeras junto a ella en Sinaloa. Las idas y venidas de la pareja siempre estuvieron en boca de todos. Verónica se entero de la muerte de su “gran amor”, por un amigo periodista del programa “Intrusos”, que le dio la triste noticia en directo y ella se derrumbo.

Amparo de la Gama

Sus días en Marbella

Maradona tenía buenos amigos en Marbella. Uno de ellos era el argentino Claudio Caniggia y Mariana Nannis. De hecho, fue la pareja le convenció al futbolista para que viniese a pasar unos días a la Costa del Sol en 2008 para presenciar el torneo de las leyendas del tenis español Ferrero y Moyá. No fue difícil convencerlo, ya que Verónica, amante de todos los deportes, era súper forofa del tenis y como Maradona lo sabia, se la trajo de sorpresa en un vuelo privado. “Me ha hecho un regalo preciso trayéndome aquí. Tengo al mejor hombre del mundo”, nos comentaba entusiasmada.

Ese mes de septiembre el Club El Casco de Las Chapas, fue el lugar de encuentro de muchas personalidades del mundo de deporte, y Verónica se encontraba como pez en el agua. El torneo lo ganaron los españoles contra los argentinos, es por eso que el “pibe de oro”, puso la bola amarilla en la mano de la que fue la madre su hijo y le dijo: “Te casaras conmigo”. Nunca lo hicieron, pero paso a los anales de su historia como uno de los fines de semana más inolvidable en Marbella.

La muerte de Maradona a los 60 años

Este miércoles ha muerto Diego Armando Maradona a los 60 años a causa de una descompensación que finalmente terminó en un fallo cardioespiratorio en su casa de Tigre, Argentina. Aquí se instaló después de haber permanecido durante varios días en el hospital. Así lo informa el diario ‘Clarín’. En su casa de Tigre es donde precisamente se alojó hace unos días después de abandonar el hospital, donde tuvo que ser intervenido de un hematoma subdural que se le diagnosticó después de someterle a numerosas pruebas médicas para determinar con exactitud qué mal le aquejaba.