Carla Barber fue asaltada en el mes de septiembre y varios meses después la policía ha conseguido dar con los peligrosos ladrones.


Cuando Carla Barber fue asaltada en el mes de septiembre sintió muchísimo miedo. Pese a ello, la cirujana memorizó la matrícula de los asaltantes que le robaron más de 50.000 euros en pleno portal y que llegaron a hacerle una peligrosísima llave mataleón. La doctora puso en conocimiento de la policía todo lo sucedido y tras una exhaustiva investigación han logrado coger a los ladrones que tanto temor habían cosechado. Por fin, Carla puede respirar tranquila y es que su deseo se ha hecho realidad, pues les han detenido y esta historia ha llegado a su fin.

Redes sociales

Según ha revelado ‘El Mundo’ este viernes, en el momento de la detención uno de los autores de dicho robo se atrincheró en un balcón y amenazó a las autoridades con que arrojaría a un bebé que tenía como rehén. Para logar dar con ellos ayudaron mucho las pistas que Carla dio, ya que tras recuperar la consciencia corrió tras el coche de los ladrones y además de memorizar la matrícula, también grabó en su memoria el color del coche y el modelo. Tres datos muy relevantes que llevó a los agentes hasta el municipio madrileño de Pinto y ha sido allí y en Parla donde se han producido las dos primeras detenciones. Al parecer, los robos se producían por encargo tanto a famosos como a empresarios.

La pesadilla de Carla Barber tuvo lugar en concreto el día 17 de septiembre. La doctora se disponía a entrar en su portal cuando de repente dos hombres la asaltaron, se tiraron sobre ella hasta tal punto que la dejaron sin respiración. Todavía acongojada y con el miedo en el cuerpo, la canaria quiso alertar a través de sus redes para intentar dar con los ladrones. «Anoche al entrar en mi portal dos chicos me estaban esperando dentro escondidos. Al subir mis escaleras me atacaron por la espalda y me hicieron la llave del ‘mata león‘ hasta dejarme inconsciente al cortar el riego sanguíneo a mi cerebro presionando la arteria carótida» , dijo entonces. A pesar de que el gran susto ya había pasado, todavía tenía secuelas tras el ataque. «Estoy bien. Tengo lesiones en cuello y lengua y dolor al tragar y al hablar. Lo extraído (joyas y bolso) carece de importancia, al y fin y al cabo en solo dinero», añadió en una storie. Su verdadero temor era que tuviera que enfrentarse de nuevo a un momento parecido. «El miedo al recordar lo sucedido y la angustia de pensar que puede volver a pasarme es lo que importa», dijo la canaria.

Carla Barber
Carla Barber

La preocupación en su entorno y fue máxima, por lo que la joven hizo las maletas y se fue a pasar unos días en familia. No desveló si su intención era cambiarse o no de residencia después de este hecho, pero lo cierto es que a día de hoy continúa viviendo en la misma vivienda. Carla Barber vive en Madrid en una casa que adquirió cuando todavía estaba casada con su exmarido, Camilo Esquivel, y la cual reformó por completo. Una lujosa vivienda que en numerosas ocasiones ha mostrado ella en sus redes sociales, llegando incluso a hacer un ‘house tour‘.