Gloria Camila ha sufrido un robo en la casa que tiene alquilada a las afueras de Madrid y se han empezado a conocer algunos detalles del mismo.


Exactamente lo mismo. Sofía Suescun y Gloria Camila han vivido una idéntica situación a su vuelta de vacaciones que ha provocado que sus días de asueto terminen con un sabor agridulce. Y es que si bien hace algunas semanas la actual pareja de Kiko Jiménez se encontró su casa revuelta, ropa desaparecida y dinero en efectivo robado, a la hija de José Ortega Cano le ha sucedido algo similar. A pesar de que tenía un gran sistema de seguridad, esto no ha frenado ni un ápice a los ladrones, quienes, además de lo sustraído, han hecho algún que otro destrozo. «Tiene un gran sistema de seguridad, pero está en una calle sin salida con un pequeño parque y es suculento para el ladrón porque es fácil de vigilar», comenzaba diciendo Antonio David Flores en ‘Sálvame‘.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Take me with you to the country of never never

Una publicación compartida de • GLORIA ORTEGA • (@gloriacamilaortega) el

Un robo que, por este motivo, no ha pillado por sorpresa a Gloria Camila, la cual se encuentra sosegada, pese a todo «Está tranquila, la suerte es que no tenía nada efectivo ni nada importante”, dijo. Pero ¿qué se llevaron exactamente? Según las palabras del padre de Rocío Flores: «Ropa, prácticamente nada de valor”. Y, aunque en su momento no trascendió, lo cierto es que no es la primera vez que Gloria Camila tiene que hacer frente a una situación similar en el chalet que la joven tiene alquilado a las afueras de la capital. «Hace unos meses ocurrió algo parecido, pero sin lamentar nada, solo un pequeño destrozo», aseguró el colaborador de televisión. En ese instante, todo fue mucho más fácil ya que Ortega Cano se encontraba muy cerca de la vivienda, por lo que «pudo acudir rápido». El diestro vive a tan solo 500 metros de su hija, pero en esta ocasión el torero estaba de vacaciones por lo que esto dificultó todo.

La Policía está investigando el suceso, tal y como reveló Kiko Hernández en el programa vespertino. «Ella, hace tiempo, pilló a varios individuos tanteando por la valla de su jardín y tenía sospechas de que esto podía pasar. A pesar de que la urbanización en la que vive tiene seguridad privada y la casa tiene alarma. Al parecer, en la casa se personó la policía local y la científica», explicó el también presentador. Así corroboró sus palabras Antonio David, quien ha pasado el confinamiento en casa de Gloria Camila: «Su casa tiene buenas medidas de seguridad, es una urbanización cerrada y tiene vigilancia».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Lo dos éramos refugiados del amor. Testigos protegidos, con nuevas emociones y nuevos pensamientos. Ya declaramos en contra del amor con el dolor aún en el pecho. Ya estábamos a salvo, muy lejos, donde nuestro enemigo jamás nos encontraría. En contra del amor por amor. Contra el mundo por desconfianza. Yo contra ellos y tú contra ellas, pero no tú eras ellos, ni yo era ellas. Éramos tú y yo, y ninguno de los dos contaba con eso. Con lo fácil que parecía el mundo en silencio. Con lo tranquilos que estábamos pensando que el amor ya estaba preso. Que nunca más seríamos frágiles, ni tendríamos miedo. Pero para todo miedo hay terapia de choque. Y me choqué contigo en el destierro. Y yo sentía que nunca más estaría a salvo, que el amor había escapado, me había encontrado, y me había atravesado el pecho. Ese nudo que forman las ganas y los nervios. Y ahora .. Me ocupas la cama, el sofá, los días y el corazón. Te refugias en mi pecho, y la que se siente refugiada soy yo. Te prometo que pensé que me había vuelto insensible. Pero no, no. Tan sólo es que tuve que huir del amor, temerlo y odiarlo, olvidarlo, aborrecerlo y apartarlo. Y ahora entiendo que no es que hubiese olvidado como querer. Tan sólo es que todo este tiempo estuve aprendiendo, para cuando llegases, poder quererte bien. • R.Expósito

Una publicación compartida de • GLORIA ORTEGA • (@gloriacamilaortega) el


La hija de Rocío Jurado y José Ortega Cano estaba con su pareja en Chipiona disfrutando de la tranquilidad del sur, pero esta se vio alterada con este sobresalto. «Llevaba dos días fuera (…) El ordenador no se lo han llevado porque al ser un instrumento de trabajo se lo llevó con ella», apuntó Flores. Aunque Gloria Camila desde hace algún tiempo intenta estar muy atenta e incluso vigilaba a través de su teléfono las cámaras de su casa para así controlar tanto lo que pasaba en su vivienda como en las inmediaciones, en esta ocasión no ha podido evitar este altercado que una vez más la convierte en noticia.