Hola de nuevo a tod@s… Su penúltima aparición pública en ARCO dejó el listón en todo lo alto, por lo que era difícil de superar. Y así ha sido. Hoy ha iniciado su agenda laboral semanal (sí, a jueves, así estamos) para presidir el acto del Día Mundial de las Enfermedades Raras, causa con la que está muy implicada. ¿Y qué nos ha ofrecido? Pues una lección de modestia, así lo calificaría.

Nada de atractivos colores ni rabiosas tendencias primaverales, nada de extremas originalidades ni detalles que llamasen la atención. La cosa ha sido tan neutra… como neutral. Parece una elección totalmente intencionada, pues así nada ha destacado por encima del enunciado de este encuentro. Al menos no ella, si nos ceñimos estrictamente al tema del estilismo. Y así como en ARCO, su look fue de lo más comentado, esta vez ha brillado precisamente por su ausencia.

Letizia Feder

Por eso abro este post directamente con un plano medio de su persona. Y es que es ahí donde se encuentra el máximo interés: una blusa blanca de Hugo Boss, sueltecita, con manga francesa y el frontal tableado, que incorpora un corte en la cintura, de modo que termina en una especie de peplum. Me sugiere eso: modestia, sencillez, pureza, clasicismo…

Combinada con unos pantalones de Hugo Boss (en azul marino o negro, no acierto a distinguirlo bien) junto a unos zapatos de Magrit, el conjunto podría resultar hasta monjil, con todos mis respetos.

Letizia Feder

Como únicas joyas ha lucido, eso sí, una pieza de empaque: los pendientes de Yanes, de oro blanco y diamantes, con forma de sol o estrella, según se mire, que la firma le regaló con ocasión de su boda con el entonces Príncipe de Asturias. El resto ha sido perfectamente desnudo, tanto en escote como en muñecas.

Letizia Feder

Hago notar también la vuelta del pelo liso suelto tras su moderno impasse de ARCO, y avanzando poco a poco en largura sobre sobre sus hombros… El maquillaje de hoy también me ha parecido muy bonito: natural, sin estridencias y con un fondo glowy que le daba un aspecto de buena cara estupendo.

Letizia Feder

Termino con el único complemento que ha sacado: la cartera. Se trata de un modelo de tipo sobre llamado Jessica, de la firma española Madmacarena, realizado a mano en piel de pitón y forrada en cuero, que además lleva un asa desmontable de cadena y piel para aprovecharla como bandolera. Cuesta 200 euros. La estrenó en su primer acto como Reina, en un encuentro con las víctimas del terrorismo, y después se la vimos en un viaje oficial a Portugal.

Bueno, pues esto es todo. Este estilismo no pasará a los anales de la historia, pero, chicas, tampoco hace falta… Será que hoy estoy de perfil bajo.
¿Creéis que la Reina también?

Letizia Feder

madmacarena
Así es cómo llevó la cartera en su visita a Portugal, en julio de 2014.