Este miércoles se emitió el último episodio de la serie documental de Rocío Carrasco. ¿Qué hacía Rocío Flores mientras su madre hablaba sobre ella?


Desde que se emitiera el primer episodio de la serie documental ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, su hija, Rocío Flores, ha estado en el punto de mira. Son muchas las veces que Rocío Carrasco ha hablado sobre su primogénita a lo largo de los doce episodios de su docu-serie, que este miércoles emitió el capítulo final. Pero, ¿qué hacía mientras tanto Rocío Flores? ¿Vio el último capítulo? Sabemos la respuesta.

La joven intenta evadirse de todo lo que cuenta su madre

Este miércoles, la joven viajó desde Madrid hasta Málaga, donde vive con su novio, Manuel Bedmar. Rocío Flores estuvo en la capital por motivos profesionales, ya que sigue inmersa en su faceta como colaboradora. Este martes en la noche, acudió al debate de ‘Supervivientes’; mientras que el miércoles en la mañana estuvo en ‘El programa de AR’. A pesar de esto, nada más terminar sus labores se cogió el AVE para poner rumbo a su tierra. A pesar de que todas las semanas tiene que viajar a Madrid, nada más terminar, viaja a Málaga para estar con los suyos: su novio, su hermana Lola, y su padre, Antonio David Flores.

A pesar de esto, los miércoles son un día difícil para la joven, que se junta el cansancio del viaje y de sus apariciones en televisión con la emisión de nuevos episodios de la serie documental protagonizada por su madre. Aunque al comienzo de la misma sí que veía lo que ella tenía que contar, llegó un punto en el que no podía seguir viéndola. Por este motivo, este miércoles en torno a las 11 de la noche ya se encontraba en su cama descansando y evitando así ver las nuevas declaraciones de Rociíto sobre su intento de suicidio y sobre su relación con su hija.

Esto supone un nuevo desplante para su madre. Rocío Flores no quiere seguir viendo lo que ella tiene que decir. De hecho, en una de sus últimas intervenciones en la televisión, aseguró que llevaba varias semanas sin ver los nuevos episodios. «Llevo dos o tres semanas que no veo la docuserie, pero sí que me han llegado ciertas cosas. Creo que debería estarle bastante agradecida a Olga Moreno por habernos cuidado», decía hace unas semanas.

Rocío Flores ha decidido dejar de ver el documental de su madre

Durante los primeros episodios, Rocío Flores o no había nacido o era muy pequeñita para recordar lo que su madre estaba contando. Mientras que durante los últimos episodios, Ro (que es como le llama su entorno más cercano) ya era una adolescente y era consciente de los hechos y recuerdos de su madre. Este podría ser uno de los motivos que le llevara a decir no seguir la emisión del documental, protegiéndose así del testimonio de su madre, que es muy diferente al de sus propias vivencias.